23 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Yilber Díaz: Un migrante venezolano que vendía dulces en Perú, debutó en las Grandes Ligas

De las calles de Perú a los montículos de Grandes Ligas.
Yilber Diaz

El lanzador venezolano Yilber Díaz cumplió su sueño de debutar en las Grandes Ligas el pasado fin de semana. Su travesía, que lo llevó de vender dulces en las calles de Perú a enfrentarse a los mejores bateadores del mundo, ha inspirado a muchos, especialmente a la comunidad migrante venezolana.

En el estadio Chase Field, Díaz demostró su talento al lanzar 6.0 entradas, ponchar a cinco bateadores y permitir solo una carrera limpia. Aunque no logró la victoria, su actuación capturó la atención de fanáticos y expertos por igual.

Su recta de cuatro costuras, que alcanzó las 98 millas por hora, fue su arma principal, complementada por un slider y una curva de nudillos. El joven derecho dejó claro que tiene un futuro prometedor en el béisbol profesional.

De las calles de Perú a los montículos de Grandes Ligas

Yilber Díaz nació el 19 de agosto del 2000 en Guatire, estado Miranda, el joven emigró junto con su familia debido a la grave crisis económica en Venezuela, y a sus 18 años se dedicaba a vender helados en Perú.

Aunque Yilber tenia que vender dulces y helados para ganarse la vida, no dejó de entrenar y trabajó con el Team Carrillo. Este es un programa de desarrollo de béisbol que hay en Perú.

Firmó un contrato con Arizona, a los 20 años, lo que normalmente es una firma tardía.

“Tenía que ser alguien en la vida. Por eso trabajaba y le pedía todos los días a Dios para que me cumpliera uno de mis sueños, que era este”, comentó Yilber antes de su debut.

Para firmar el contrato recibió un bono de tan solo 10.000 dólares. Un monto que es increiblemente bajo para el mundo del béisbol profesional en Estados Unidos.

Actualmente es el el prospecto 16 de la franquicia de DBacks. Estuvo en las menores dese el principio, pero finalmente ayer, fue llamado a un partido de grandes ligas.

El derecho brilló con 6.0 entradas de labor, ponchó a cinco rivales y solo permitió una carrera sobre la lomita del Chase Field. La nula producción ofensiva de su equipo no le permitió anotarse su primer triunfo, y Arizona cayó derrotado 5-4 en extrainnings.

Se convirtió en apenas el cuarto criollo que completa al menos seis entradas, abanica a cinco o más rivales y no permite más de una carrera en su debut, sumándose a Carlos Enrique Hernández, José Álvarez y Eduardo Rodríguez.

“Sigan trabajando, muchachos. No se rindan (…) Es muy importante eso, y arrodillarse ante Dios cada día para estar acá, donde yo estoy hoy”, expresó el mirandino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *