21 abril, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Separatistas prorrusos en Transnistria, una región de Moldavia, piden a Rusia protección

La región separatista de Transnistria en Moldavia, pidió "protección" a Rusia contra el gobierno de moldavo de la presidente Maia Sandu
Transnistria pidió ayuda a Rusia

Militantes separatistas de la región de Transnistria en Moldavia han pedido “protección” a Rusia contra el gobierno de moldavo. Afirman que la presidente de Moldavia, Maia Sandu, ha desatado una “guerra económica” y un bloqueo económico contra la región.

Los separatistas se reunieron en un congreso que no sesionada desde hace 18 años, para hablar sobre lo que definen como un “bloqueo a importaciones vitales” para los habitantes de la región. Aseguran que el gobierno moldavo, quiere convertirla a Transnistria en un “gueto”.

Las autoridades de Moldavia habían alertado las intenciones de los separatistas. Hace unas semanas, voceros del gobierno de Chisináu, alertaron a la comunidad internacional que el 28 de febrero se reuniría el congreso de los separatistas, para pedir a Rusia que integre la región a la federación rusa.

Aunque la solicitud a integrarse a la Federación rusa no ha sido abierta y directa, la solicitud y subsiguiente respuesta del gobierno de Volodimir Putin, deja pocas dudas sobre el objetivo final.

La reacción de Rusia

Aunque la cancilleria de Rusia ha guardado silencio, la cuenta de X de la embajada de Rusia en España publicó un tuit sobre la petición de los separatistas a Rusia. El mensaje cita a la cancillería de Rusia, y dice: “La protección de los intereses de los habitantes de Transnistria, nuestros compatriotas, es una de las prioridades”.

Asimismo, el tuit hace referencia a La agencia de noticias TASS, heredera de los servicios y redes de la antigua TASS soviética, que publicó lo siguiente:

“La decisión de las autoridades de la Transnistria no reconocida, de pedir ayuda a Rusia la tomaron los participantes en el congreso de diputados de todos los niveles. Se celebró en Tiráspol por iniciativa del presidente del Estado no reconocido, Vadim Krasnoselski”.

“El documento también contiene un llamamiento a la comunidad internacional para evitar el agravamiento de las relaciones entre Transnistria y Moldavia. Y a facilitar la reanudación de un diálogo pleno”.

“Las relaciones entre Chisináu y Tiráspol deterioran desde 2020 luego de la elección de la presidenta moldava Maia Sandu. Ella hizo una serie de duras declaraciones contra Transnistria y se negó a reunirse con Krasnoselski”.

“La situación agravó este año, después de que Moldavia impusó aranceles a las mercancías que viajan a Transnistria a través del territorio de la república. Luego que Ucrania cerró el tramo de la frontera con Moldavia correspondiente a Transnistria en 2022, las mercancías solo pueden entrar en ese territorio a través por zonas controladas por Chisináu. Por ello, Tiráspol acusa al Gobierno moldavo de utilizar la posición vulnerable de Transnistria para bloquear el suministro de mercancías y presionar”.

Moldavia apuesta a la diplomacia

Entendiendo su debilidad militar para manejar la situación, el gobierno moldavo respondió a la resolución de los separatistas, asegurando que no hay ningún peligro de que haya un incremento de la tensión. El gobierno de Maia Sandu tampoco cree que desarrolle un proceso secesionista en Transnistria. Y considera que la votación de los separatistas es solo propaganda.

Con esa respuesta, el gobierno moldavo resta importancia a lo ocurrido, y se pone en sintonía con los moldavos, quienes ante el problema de los separatistas prorrusos de Transnistria, prefiere ser cautelosos.

Conflicto en las redes sociales

En la red X donde se suelen enfrentar los propagandistas prorrusos y sus contrapartes, los primeros se han apresurado a decir que una región autonómica de Moldavia quiere ser parte de Rusia. Ante eso los contrarios han pedido a la red X que aclaré que “Transnistria no es en absoluto independiente, sino más bien la parte de Moldavia ocupada por la RU. Las tropas rusas se negaron a retirarse tras el fin de la Unión Soviética. Allí las graves violaciones de derechos humanos están a la orden del día. Fue sólo una petición de “ayuda”.

El estado moldavo y los separatistas de Transnistria tuvieron un enfrentamiento militar en 1990. En esa contienda, los separatistas con el apoyo de Rusia, lograron evitar que las autoridades moldavas retomaran el control del territorio.

Desde entonces, Moldavia ha estado yendo y viniendo de gobierno pro rusos a pro europeos. Siendo el de Maia Sandu que ha dado grandes pasos a Europa. La política exterior de Moldavia hoy esta orientada al oeste, con la intención de estrechar sus lazos históricos con Rumanía y el resto de la Unión Europea.

El país aún no es miembro de la Unión Europea ni de la OTAN, pero el pasado año, junto con Ucrania, hicieron la solicitud formal de ingreso a la UE. El año pasado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, visitó Moldavia, y destacó los avances que se han venido dando en el país para acercarse al seno de la Unión.

También puedes leer en Punto de Corte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *