24 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Seniat cerró otro restaurante luego de dar servicio a Edmundo González Urrutia y su familia

Para muchos ciudadanos, estas acciones promueven un clima de odio y resentimiento entre los venezolanos.
SENIAT cerró restaurant luego de atender a Edmundo

El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) ha cerrado un restaurante en el estado Cojedes donde el candidato presidencial Edmundo González Urrutia y su familia habían comido recientemente. El incidente ocurrió poco después de que González Urrutia y su familia visitaran el establecimiento durante una de sus actividades políticas.

La acción del Seniat ha sido criticada por la oposición como un intento de intimidación política. González Urrutia denunció que el cierre del restaurante es parte de una serie de acciones que muestran “el desprecio del poder por los venezolanos”. Afirmó que estas acciones buscan intimidar y reprimir a aquellos que no se alinean con el régimen de Maduro.

Edmundo González denunció: “Cerraron el restaurante “Asados Taguanes” en Cojedes, donde mi familia y yo comimos de regreso a Caracas”. “¿Por qué castigar a los trabajadores por recibir a quien piensa diferente? Los abrazo y les agradezco su cordial atención con una sonrisa y mucha esperanza”, dijo el candidato presidencial.

A su juicio, este suceso “se suma a otros que demuestran el irrespeto del poder a los venezolanos. Tengan la seguridad que vendrá el respeto y la paz”, escribió el candidato.

El candidato de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD) ha pedido a la población que mantenga la esperanza y la calma ante la situación que atraviesa el país. Con solo 20 días para las elecciones presidenciales del 28 de julio, González Urrutia se perfila como el principal rival del chavismo.

El cierre del restaurante se suma a una serie de incidentes en los que el Seniat ha cerrado o inspeccionado establecimientos que han recibido o atendido a los líderes de la oposición. Estas acciones han generado preocupación entre los venezolanos que ven en ellas una violación de sus derechos y libertades básicas.

El Seniat no ha emitido comentarios oficiales sobre el cierre del restaurante, pero los críticos del gobierno ven en este incidente una muestra más del uso del poder estatal para silenciar la disidencia política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *