19 abril, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Rusia pierde otro barco de su flota en el Mar Negro

Se desconoce cuántas personas llevaba a bordo el Caesar Kunikov cuando fue destruido, pero el jefe del GUR, Andrei Yusov, ha afirmado que aunque no hay “cifras concretas”, sí se puede precisar que la “mayor parte de los 90 tripulantes”

La Fuerzas Armadas de Ucrania informaron la destrucción de un buque de desembarco de la Flota de la Federación de Rusia en el mar Negro cerca de la península de Crimea.

La inteligencia militar ucraniana explicó que el barco hundido es el ‘Caesar Kunikov’. Según los voceros de militares de Ucrania fue destruido por un dron naval ucraniano tipo Magura.

Ucrania ha utilizado drones de la marina cargados de explosivos para atacar buques de guerra rusos e intentar expulsarlos de las zonas occidentales del mar Negro, lo que le permitiría abrir un corredor marítimo a lo largo de una ruta de exportación clave.

Según datos de las Fuerzas Armadas ucranianas, Rusia ha perdido desde el inicio de la guerra un tercio de su flota naval en ataques ucranianos con drones o misiles.

Recientemente, en enero de este año, los ucranianos destruyeron a otra embarcación militar rusa. En diciembre del año pasado, misiles de crucero ucranianos alcanzaron otro gran buque de guerra ruso de desembarco en Crimea.

“Las fuerzas especiales del Grupo 13 del GUR han llevado a cabo una misión exitosa”, ha explicado la inteligencia ucrania, para después añadir que “es uno de los buques rusos más nuevos”, aunque ya fue usado en las guerras contra Georgia y Siria y ahora se estaba empleando en Ucrania.

Podrían haber muerto hasta 90 personas

Se desconoce cuántas personas llevaba a bordo el Caesar Kunikov cuando fue destruido, pero el jefe del GUR, Andrei Yusov, ha afirmado que aunque no hay “cifras concretas”, sí se puede precisar que la “mayor parte de los 90 tripulantes” que iba en él han fallecido. En el momento del ataque llevaba un “cargamento de municiones”.

En un video difundido por las Fuerzas Armadas de Ucrania se observa el momento del impacto contra el barco. Posteriormente se ve a la nave inclinarse y voltearse a un costado mientras se hundia.

El Caeser Kúnikov, construido en los astilleros de Gdansk (Polonia), era un buque de desembarco de 112,5 metros de eslora, 15 metros de manga y podía alcanzar una velocidad máxima de 17,5 nudos. Este buque formaba parte del llamado Proyecto 775, del que se construyeron 28 unidades entre 1974 y 1991, cuando se disolvió la Unión Soviética.

La tripulación de estos buques está integrada por 87 hombres, ocho de ellos oficiales. La embarcación hundida tenía capacidad para transportar hasta 10 tanques medianos y 340 efectivos. El Caesar Kúnikov contaba con medios de lucha electrónica, misiles Grad superficie-superficie, tres sistemas automáticos de artillería AK y dos piezas artillería antiaérea AK630.

Segundo barco hundido en dos semanas

El pasado 1 de febrero, Ucrania tambíen destruyó a la corbeta portamisiles Ivanovets en el lago de agua salada Donuzlav de Crimea. En total, Kiev ha logrado destruir o dañar cinco buques de desembarco en los últimos dos años. Entre los destruidos esta el Sarátov en marzo de 2022 y el Novocherkassk el pasado mes de diciembre. Pero el golpe más duro para la flota, sigue siendo sin duda el buque insignia, el Moskvá, que se perdió en febrero de 2022.

De esta forma, Ucrania ha acabado con casi un tercio de la Flota rusa del mar Negro.

Algunos medios han asegurado que el Kremlim despidó al Almirante Viktor Sokolov, Comandante de la flota de Rusia en el Mar Negro por perder otro barco. Sin embargo esta información no ha sido corroborada por fuentes rusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *