24 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Reuters | PDVSA no ha podido cobrar $21.200 millones en facturas

Maduro considera viable continuar canjeando activos por deudas para reparar lazos con acreedores

La petrolera estatal venezolana PDVSA ha acumulado 21.200 millones de dólares en cuentas por cobrar, según documentos vistos por Reuters, después de recurrir a docenas de intermediarios poco conocidos hace tres años para exportar su petróleo bajo las sanciones de Estados Unidos.

La divulgación interna de la enorme cantidad de ventas impagas -alrededor del 84% del valor total de los envíos facturados de PDVSA- revela por primera vez la profundidad de las pérdidas de ingresos debido al retiro de los compradores establecidos de las petroleras desde 2020.

La escala de las cuentas por cobrar explica el congelamiento en enero de los contratos de suministro por parte del nuevo jefe de PDVSA, Pedro Tellechea, quien buscó detener los cargamentos impagos inmediatamente después de asumir el cargo. Una serie de intentos de endurecer los términos del contrato se produjo después de que algunos barcos se fugaran sin pagar en los últimos años.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aceptó el lunes la renuncia del ministro de Petróleo, Tareck El Aissami , quien sirvió en el gobierno durante dos décadas, en medio de una investigación de corrupción centrada en PDVSA y el poder judicial. En los últimos días, la investigación ha resultado en el encarcelamiento de decenas de funcionarios.

El Aissami ha dicho que colaborará con la investigación.

Según documentos proporcionados a la oficina del fiscal general de Venezuela durante una auditoría de larga data de los contratos de PDVSA, de un total de $ 25,27 mil millones en exportaciones de petróleo entre enero de 2020 y este mes, PDVSA solo pudo confirmar la recepción de $ 4,08 mil millones en pagos. excluyendo algunos canjes como el de Cuba, lo que significa que solo ha logrado cobrar el 16% de las exportaciones, según su conteo.

Potencialmente irrecuperables para PDVSA

Los 21.200 millones de dólares en cuentas comerciales por cobrar incluyen alrededor de 3.600 millones de dólares en facturas potencialmente irrecuperables vinculadas a petroleros que abandonaron el país sin pagar por adelantado al menos una parte del valor de los cargamentos, a pesar de que los clientes habían aceptado esos términos, según los documentos.

Las cuentas por cobrar también incluyen un saldo pendiente que Irán debe pagar por recibir cargamentos de Venezuela desde 2020 como parte de un intercambio de petróleo entre los dos países, según muestran los documentos.

Algunos clientes han luchado contra el conteo de pagos fallidos de PDVSA proporcionando documentos de respaldo que no se habían registrado en el sistema de administración de contratos de la empresa estatal, dijo una fuente de la empresa.

PDVSA y el Ministerio de Petróleo de Venezuela no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Durante la auditoría, los departamentos de Finanzas Internacionales y Contabilidad de PDVSA dijeron que, según la documentación registrada por el sistema de contratos de la empresa, ejecutivos de la división Comercial y Abastecimiento habían estado autorizando la salida de cargamentos de aguas venezolanas sin completar el proceso de verificación de pago.

Ejecutivos arrestados

El exvicepresidente de Abastecimiento y Comercio de PDVSA, Antonio Pérez Suárez, y unos 20 ejecutivos que trabajaban para él fueron detenidos, según personas familiarizadas con el asunto.

Reuters no pudo comunicarse con ningún representante de Pérez Suárez para hacer comentarios.

Cuando Estados Unidos impuso sanciones petroleras a PDVSA por primera vez en 2019 en un esfuerzo por expulsar a Maduro después de una reelección que los opositores denunciaron como una farsa, PDVSA recurrió a unidades de la petrolera rusa Rosneft (ROSN.MM) para comercializar la mayor parte de sus ventas . a Asia y para compensar la pérdida de su principal mercado, Estados Unidos.

Pero esas unidades de Rosneft enfrentaron sanciones del Departamento del Tesoro de EE. UU. en 2020, lo que obligó a PDVSA a recurrir primero a una red de intermediarios con sede en México que también fueron sancionados por Washington, y luego a docenas de intermediarios menos conocidos, lo que exacerbó el problema del pago fallido.

Nota tomada de Reuters

También puede leer en Punto de Corte

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *