15 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Reunión de legisladores estadounidenses con Dalai Lama provoca molestia en China

El Dalai Lama agradeció el apoyo de la delegación estadounidense y declaró que la reunión era un paso importante para la defensa de los derechos humanos y la libertad religiosa en el Tíbet.
Dalai Lama China EEUU

Dharamsala – Una delegación de alto nivel del Congreso de Estados Unidos se reunió el miércoles con el Dalai Lama en la pintoresca ciudad india de Dharamsala, lo que provocó molestia en el Gobierno chino.

La expresidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el republicano Michael McCaul fueron algunos de los líderes políticos que se acercaron hasta la residencia del Dalai Lama, lugar que habita desde su exilio en la década de 1960.

Durante el encuentro, la delegación pidió la liberación del Tíbet, el cual se encuentra bajo el dominio de China por considerarlo una parte de su territorio desde hace siglos. Sin embargo, es importante aclarar que el Gobierno chino comenzó a controlar la región de manera efectiva cuando el Partido Comunista asumió el poder en 1949.

Así fue la delegación

La delegación, conformada por siete legisladores estadounidenses y encabezada por McCaul, que se desempeña como presidente republicano de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, se dirigió a cientos de personas que se habían congregado ante el monasterio situado frente a la residencia del líder religioso de 88 años.

El Dalai Lama agradeció el apoyo de la delegación estadounidense y declaró que la reunión era un paso importante para la defensa de los derechos humanos y la libertad religiosa en el Tíbet.

El Gobierno chino, por su parte, condenó la reunión y acusó a Estados Unidos de interferir en los asuntos internos de China. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China declaró que la reunión era “una grave violación de la soberanía china y una interferencia en los asuntos internos de China”.

La reunión entre legisladores estadounidenses y el Dalai Lama refleja la creciente preocupación de Estados Unidos por los derechos humanos en el Tíbet y su apoyo a la causa tibetana. Sin embargo, también podría tener consecuencias negativas para las relaciones entre Estados Unidos y China.

Mientras tanto, la comunidad internacional sigue de cerca el desarrollo de la situación y espera que se logre una solución pacífica para el conflicto entre el Tíbet y China.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *