24 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

María Cristina: “¿Primarias? Coño, lo que quiero es ser ciudadana”. Por Nicmer Evans

Primarias

María Cristina vende chicha en una esquina de Caracas. Cuando estábamos fajados luchando por la activación del derecho a revocar, recién pasado las elecciones regionales del 21N, después de las elecciones de Barinas el 9E y antes de todo este tema de primarias opositoras, ella, sirviendo una chicha con chispas de chocolate a un señor conocido por ella le dijo:

“Y estos “líderes” de la oposición, primero me dicen que no vote, después que vote por lo que ellos dicen, y ahora para el referendo me dicen que no saben si es adecuado que lo activemos, yo voy a defender mis derechos cueste lo que cueste”.

Quedé prendado con esa contundencia de María Cristina, una mujer recia y trabajadora, que sobre sus hombre reposa un sol inclemente y una familia llena de niños que esperan todos los días a que llegue su madre con el fruto de su trabajo, para comer y estudiar.

Así como María Cristina, el 80% del país, sino más, cuando el CNE aprobó la activación del mecanismo revocatorio sintieron una temerosa alegría, como un cosquilleo que te recorre el espinazo, que de manera pertinente conducía a la pregunta ¿Dónde está la trampa?

Quienes convocamos a la activación del Referendo Revocatorio contra Maduro, en cada encuentro en Barquisimeto, San Cristobal, Los Teques, El Tigre, Barlovento, y cualquier recoveco del país introducíamos nuestras disertaciones afirmando “no queremos generar falsas expectativas, sabemos que ellos impedirán de todas las formas que se pueda revocar a Maduro”.

Sabíamos que lo harían, y por algún momento trabajamos el escenario de que la manera de burlarse sería acelerar los tiempos, lo que nunca pensamos, a decir verdad, es que fuese en 48 horas hábiles. El problema no es que no tuviésemos la capacidad de movilizar, es que esto iba en contra de todo principio, incluso del propio reglamento del 2007 emitido por el mismo órgano violador, el CNE.

Ayer volví donde María Cristina

La vi como siempre, trabajando duro, con el sol en la espalda, hablando del país que quiere, con su tez morena llena de luz.

María estaba arrecha, “la burla del CNE no tiene nombre, ahora amenazan a Pérez Vivas y Nicmer porque dieron la cara por activar nuestro derecho (ella no sabe que quien la escucha soy yo, o creo yo que no sabe) mientras unos líderes opositores guabineaban, y ahora esos guabinosos me dicen que debemos ir a primarias para escoger candidato a presidente para el 2024, coño, ¿2024, te imaginas?, como si el mundo se paralizará por ellos, dejaron de pelear por nuestro derecho a revocar y ahora me dicen que tengo que esperar a que ellos después de tener candidato recuerden que las pensiones son de hambre, que los salarios nos lo quitaron, yo que trabajaba como auxiliar de farmacia en el Seguro Social, me dicen que el tratamiento de mi hipertensión y la operación de mi sobrina debe esperar a que ellos se pongan de acuerdo, sin decir cómo, pal 2024.”

María Cristina voltea, atiende a otro cliente que le pide un poco más de leche condesada en su chicha, y sigue hablando: “Por ahí dicen que se va a conformar una plataforma ciudadana, sí, estoy de acuerdo, que sigan peleando mi derecho a revocar y todos mis derechos, estoy junto a ellos, basta que los “líderes políticos” me digan lo que debo hacer sin preguntarme, quiero ser ciudadana, ¿Primarias? coño, lo que quiero es ser ciudadana, está bien las primarias, pero antes debemos tener una verdadera agenda del pueblo, de la gente, de los ciudadanos, vamos a ver si eso llamado MOVER se mueve de verdad.”

Me retiré con las palabras de María Cristina retumbando en mis oídos: “ciudadana”, tanta profundidad contenida en una palabra, tanta sabiduría junta, que expresa el deseo de un país entero. Nos han convertido en esclavos, algunos se han acostumbrado, otros lo que quieren es cambiar de dueños, pero la gran mayoría lo que quiere es ser ciudadano, y que Venezuela vuelva a ser una República.

Tambien puedes leer del autor:

Gestado MOVER: El Revocatorio y la muerte súbita que abortamos. Por Nicmer Evans

https://puntodecorte.net/gestado-mover-el-revocatorio-y-la-muerte-subita-que-abortamos/

Lea nuestra sección de opinión aquí:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *