23 abril, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Polémica en Colombia por supuesta cacería de opositores venezolanos

La voz vanguardia de las críticas al gobierno de Petro, la ha liderado el presidente de la Comisión Segunda del Senado colombiano, Lidio García, quien pidió explicaciones.
Maduro-Guerrillas Cacería de Opositores

Luego que la cadena colombiana Caracol TV publicó una investigación en la que presenta pruebas que denuncian “una cacería de opositores al gobierno de Nicolás Maduro en países extranjeros”, se ha generado en Colombia un debate político entre los que se preocupan por la denuncia y los que la consideran un error de interpretación de hechos.

El debate ha superado las divisiones políticas convencionales y ha colocado a políticos de la izquierda colombiana que han respaldado a los gobiernos chavistas de Chávez y Maduro en bandos opuestos. Para los izquierdistas preocupados por la denuncia de Caracol TV, una cosa es ser aliado ideológico, y otra bien distinta es tolerar la violación de la soberanía colombiana.

Lo que dice el informe de Caracol TV

De acuerdo con una investigación de Caracol TV, existen claros indicios de que agentes de la inteligencia del estado venezolano, estarían realizando operaciones contra asiliados y refugiados venezolanos en el extranjero, acusados de fraguar un golpe contra el presidente Nicolás Maduro.

En el caso de Colombia, el informe asegura que se ha aliado con el ELN para secuestrarlos y llevarlos capturados para ser juzgados en Venezuela. Y en el caso de Chile, se habría hecho una alianza similar con el Tren de Aragua para asesinar a un exmilitar Ronald Ojeda Moreno. 

Aunque el informe no prueba que la inteligencia colombiana esté ayudando al gobierno venezolano en esas supuestas operaciones, para los políticos y medios colombianos llaman mucho la atención los agradecimientos que el presidente venezolano hizo a sus “amigos” colombianos.  El informe de Caracol TV asegura que buscó una declaración oficial del presidente Petro, del ministro de la Defensa y del jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia sobre esas declaraciones de agradecimiento, y los tres habrían optado por el silencio.  El informe dice que en el caso del presidente de Chile, su actitud ha sido radicalmente opuesta, pues este ha rechazado frontalmente la invasión a la soberanía de su país.

Exigen explicaciones al gobierno de Petro

La voz vanguardia de las críticas al gobierno de Petro, la ha liderado el presidente de la Comisión Segunda del Senado colombiano, Lidio García, pidió este lunes al gobierno nacional explicaciones sobre las supuestas operaciones ilegales realizadas por el gobierno de Nicolás Maduro en Colombia para buscar y capturar opositores con apoyo de la guerrilla del ELN.

“Este es un grave problema de seguridad nacional. No puede ser posible que Venezuela tenga a su fuerza pública en nuestro país haciendo este tipo de actividades. Lo más preocupante es que el ELN continúe delinquiendo mientras está en un proceso de paz“, dijo García a los medios.

El medio colombiano la Silla Vacía, hoy ha presentado un reportaje donde menciona 5 elementos que los colombianos consideran particularmente preocupantes sobre la denuncia.

Para el analisis de nuestros lectores, presentamos el analisis del medio colombiano:

1. Que el gobierno Petro tiene un estándar muy diferente cuando se trata de Venezuela

El presidente Gustavo Petro ha sido inusualmente vocal sobre las violaciones de derechos humanos en otros países del planeta. Ante la política de aniquilación de Israel en Gaza ha ordenado cortar toda la cooperación en seguridad con ese país, que es uno de los principales proveedores de armas, repuestos e inteligencia militar a Colombia; ante el autogolpe del presidente Pedro Castillo en Perú, Petro pidió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “aplicar la Convención Americana de Derechos Humanos y expedir medidas cautelares en favor del presidente del Perú Pedro Castillo”, lo que provocó que el Congreso peruano declarara a Petro una persona non grata ; se fue a Guatemala a garantizar que dejaran posesionar al presidente Bernardo Arévalo e invitó a los guatemaltecos a defenderlo en las calles; y así, varios otros ejemplos. 

Sin embargo, frente a los abusos del régimen venezolano ha mantenido silencio o ya bajo presión se ha manifestado tímidamente como lo ha hecho en los últimos días ante el bloqueo de Maduro para que Corina Machado y su reemplazo se inscribieran como candidatas para las elecciones presidenciales.

Ahora, ante las evidencias que suministró Caracol TV de que el gobierno venezolano ha violado la soberanía colombiana y que, además, ha propiciado el secuestro y extracción de opositores en alianza con el ELN el presidente y todo su gobierno han optado por el silencio.

“Que pueda haber cacería de opositores y tolerancia frente a eso en suelo colombiano es una acusación muy grave”, dice el internacionalista experto en relaciones con Venezuela Victor Mijares, de la Universidad de los Andes. “La pregunta es por qué a Venezuela siempre se le trata con guante de seda. Eso puede generar suspicacias”.

2. Que el ELN, a diferencia de lo que dijo Otty Patiño, sí es una guerrilla binacional

Los que conocen el ELN siempre han dicho que es una guerrilla binacional y que para que la negociación con ella sea exitosa tiene que hablarse sobre la influencia del régimen chavista en los elenos.  El ELN siempre ha negado esta articulación con la dictadura de Maduro y el gobierno Petro le otorgó esa concesión al haber dejado por fuera de la agenda de negociación el tema de Venezuela.

Las denuncias de Caracol TV vuelven a poner el tema sobre la mesa pues según lo demuestra la investigación, esta guerrilla participó en la cacería de opositores venezolanos, secuestrando y sacando de Colombia a uno o más de los venezolanos acusados de fraguar un golpe contra Maduro, para luego entregarlos a la policía política del gobierno de Venezuela.

3. Que los opositores venezolanos ya no sienten garantías en Colombia

“Siempre ha habido operaciones de inteligencia y contrainteligencia de Venezuela en Colombia. Lo que cambia ahora es que los actores venezolanos se sienten con más libertad para entablar acciones en nuestro territorio”, dice Ronal Rodríguez, del Observatorio de Venezuela en la Universidad del Rosario. “La elección de Petro puso muy nerviosos a los actores de oposición en Colombia, temían que ya no fueran a tener garantías”.

Rodríguez dice que los que todavía están en Colombia son los líderes políticos de base.  “Ese liderazgo opositor en Colombia eran los que estaban tratando de mantener vínculos con la base política en Venezuela para reconstruir la democracia”, dice. Y agrega que después del ataque en Chile, “comenzaron a solicitar su salida de Colombia porque sienten que no hay garantías”.

Esto se agudizó desde que desde la Unidad de Protección comenzaron a quitarles los esquemas de protección a algunos de los líderes más visibles hace dos meses. Y desde que llegó el nuevo embajador venezolano a Colombia, Carlos Martínez, que como contó La Silla tiene un perfil más de seguridad. Él estuvo en las negociaciones secretas con el ELN y esa relación previa con esta guerrilla pone a algunos opositores venezolanos en Colombia particularmente nerviosos.

4. Que el puente del gobierno Petro entre la oposición, el chavismo y los gringos se agrieta

Desde que arrancó este gobierno, se restableció la relación con Venezuela y Petro comenzó a jugar un rol importante como puente entre la oposición, el chavismo y los gringos, tarea que originalmente le encargó al embajador en Washington, Luis Gilberto Murillo. 

Aunque con el paso de los meses y el cambio de liderazgo de Murillo al canciller Álvaro Leyva, el país ya había perdido su rol protagónico en el proceso y había llegado a la firma del Pacto de Barbados como un actor de reparto, Sin embargo, Petro sigue siendo visto por Estados Unidos como un canal importante para mantener conversaciones abiertas con Venezuela, país que ha ganado relevancia para la seguridad energética de Estados Unidos después de que se desató la guerra entre Rusia y Ucrania.

Pero si el silencio del gobierno se mantiene frente a las denuncias de que el régimen venezuela se articula con organizaciones criminales para secuestrar venezolanos opositores en territorio colombiano, esa percepción de neutralidad de Petro se empaña. Sobre todo, el rol del canciller encargado, Luis Gilberto Murillo, quien aún es embajador en Washington, puede perder efectividad. 

5. Que las sospechas sobre inteligencia colombiana crecen

En febrero, Petro sacó de la Dirección Nacional de Inteligencia a su director Manuel Alberto Casanova en una movida sin explicación y lo reemplazó por el exdirector del Dapre, Carlos Ramón González.  

Unas semanas después, El Tiempo contó que además de Casanova, desde la Casa de Nariño se dio la orden de remover también a la cabeza de la secretaría privada y los directores de operaciones y de inteligencia: Edwin Chavarro, Consuelo Ramos y Urías Trujillo.

Las razones de la salida de la cúpula de la entidad no fueron claras. Según contó El Tiempo, inicialmente se dijo que sería porque la Contraloría estableció que los 30 millones de pesos que se le pagaron a un extorsionista del canciller Leyva por el caso de los pasaportes no salieron de la Cancillería sino de gastos reservados de la DNI.   Pero ese periódico estableció que hubo otra información que llegó a Casa de Nariño y que se ordenó verificar “las supuestas interceptaciones que se vendrían haciendo por parte de una entidad sin que la DNI se percatara.”

A esa salida poco clara de Casanova se le suma ahora el interrogante sobre si la DNI sabía de la cacería de opositores y las incursiones del régimen chavista y si además jugó algún rol activo en ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *