15 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Panamá ordena cierre de trochas para controlar la migración irregular en la selva del Darién

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, Frank Abrego, anunció medidas para bloquear la migración irregular por la selva del Darién.
Cifra récord | Más del 65% de la migración que cruzo la Selva del Darién son venezolanos

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, Frank Abrego, anunció este pasado miércoles las primeras medidas gubernamentales para bloquear la migración irregular por la selva del Darién, fronteriza con Colombia.

“Hemos decidido, a través de reuniones previas con los directores del Servicio Nacional de Fronteras y Migraciones, instalar una serie de bloqueos en la mayor parte de esta ruta”, dijo Abrego en un video difundido por el ministerio en su cuenta oficial X.

Abrego agregó que se instalará un “cordón humanitario” para realizar una revisión preliminar de los migrantes que lleguen al puesto de Cañas Blancas, en el lado panameño de la selva.

Uno de los propósitos de la revisión es identificar a los migrantes, pues afirmó que de los más de 500.000 que cruzaron a Panamá el año pasado, sólo 21.000 lograron establecer su identidad.

Dijo que la identificación de los migrantes fue uno de los acuerdos adoptados por los presidentes José Raúl Mulino y Gustavo Petro, de Colombia, durante su reunión de este lunes, previa a la toma de posesión del nuevo presidente panameño.

Por su parte, el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) informó este miércoles que ha bloqueado tres pasos no autorizados en el Darién utilizados por migrantes irregulares.

En un comunicado, el Senafront precisó que los pasos bloqueados se encuentran en las costas del Océano Pacífico y el Mar Caribe, donde también se han reforzado los patrullajes con interdicción costera y marítima.

Además, agregó que el bloqueo de los tres pasos no autorizados tiene como objetivo canalizar la migración irregular por el puesto de Cañas Blancas, que conduce a la comunidad de acogida de Bajo Chiquito, todos en el Darién.

Datos del Servicio Nacional de Migración indican que en los primeros seis meses de 2024 más de 195.000 personas han ingresado ilegalmente a Panamá rumbo a Estados Unidos, mientras que en 2023 esa cifra superó las 520.000.

En su discurso inaugural, Mulino prometió poner fin a la crisis migratoria en el Darién y enfatizó que Panamá dejará de ser un país de tránsito; ese mismo día, el nuevo gobierno firmó un acuerdo de cooperación con Estados Unidos con ese propósito.

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *