17 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Ortega encierra a obispo Rolando Álvarez en una cárcel de máxima seguridad por rechazar destierro

Obizpo Rolando Álvarez Nicaragua

Al obispo nicaragüense Rolando Álvarez, preso político de Ortega, lo han trasladado de su residencia, donde guardaba prisión desde agosto pasado, al Sistema Penitenciario Nacional, denominada la cárcel modelo de Nicaragua.

Así lo informa el presidente y dictador de Nicaragua, Ortega, durante una cadena nacional de medios de comunicación.

El obispo se negó a abordar el avión, a pesar de estar en la lista de los presos políticos a expatriar.

Según Ortega, el jerarca eclesiástico lo trasladaron agentes policiales de su residencia, en Managua, hacia la Fuerza Aérea, donde aterrizó un avión privado de EE UU, para expatriar a 224 “de los que llaman presos políticos”.

El mandatario sandinista dijo que el obispo estaba haciendo fila, pero antes de subir al avión, afirmó que no se subiría, porque debía hablar con los obispos primero.

Ortega en este sentido afirmó que la decisión de expulsar a los prisioneros “es una decisión del Estado nicaragüense”, que no se puede “cuestionar”.

«No sé qué piensa este señor (Álvarez), que frente a una decisión del Estado nicaragüense, él dice que no acata, una resolución de un poder del Estado que lo está mandando a irse de país», reclamó.

Ortega tilda de desquiciado al obispo

«Está desquiciado, pero bueno, eso ya lo deberán determinar las autoridades judiciales y las autoridades médicas” que tendrán que atenderlo, dice Ortega, “…porque ahora que llegó a la modelo, llegó que era un energúmeno».

Ortega afirmó que el obispo Rolando Álvarez “estaba irritado, porque ahora sí está en la prisión” y que si está en la cárcel modelo es porque «él lo decidió» por no subirse al avión estadounidense.

El mandatario asegura que todos los religiosos acusados o condenados por “traición a la patria” los excarcelaron y expulsaron del país, Otros dos sacerdotes permanecen en prisión por delitos comunes.

Primer obispo arrestado

Álvarez, de 56 años, es acusado por conspiración por menoscabo a la integridad nacional y propagación de noticias falsas en perjuicio del Estado y la sociedad. Enfrenta el juicio el 15 de febrero próximo.

El prelado, trasladado sin su vestimenta religiosa a las audiencias celebradas en el Complejo Judicial de Managua, es el primer obispo arrestado y acusado desde que Ortega retornó al poder en Nicaragua en 2007.

La Policía, que dirige Francisco Díaz, consuegro de Ortega, acusa a Álvarez de intentar “organizar grupos violentos”, supuestamente “con el propósito de desestabilizar al Estado de Nicaragua y atacar a las autoridades constitucionales”, aunque no ha ofrecido pruebas.

Con información de EFE.

También puede leer en Punto de Corte

Mantente informado a través de nuestras redes TwitterInstagramFacebook YouTube síguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *