22 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Trabajo Audiovisual | Nueva oleada de presos políticos en Venezuela

El mes de julio inició con una nueva oleada de presos políticos, múltiples detenciones arbitrarias por parte de la administración de Nicolás Maduro.
Nueva oleda de presos políticos

Caracas.- El mes de julio inició con una nueva oleada de presos políticos, múltiples detenciones arbitrarias por parte de la administración de Nicolás Maduro en contra de dirigentes sindicales, defensores de derechos humanos y sus familiares.

Entre la nueva oleada de presos políticos se encuentran:

Alcides Bracho: Profesor universitario de química, artista y activista sindical del sector universitario, a quien vinculan a hechos que no se corresponden con su conducta.

Alonso Meléndez, Reynaldo Cortez y Néstor Astudillo: militantes del partido político Bandera Roja, pero en repetidas ocasiones han ejercido el activismo sindical en los estados Guárico y Falcón.

Emilio Negrín: abogado, defensor de derechos humanos, sindicalista y Presidente de la Federación de Trabajadores del Poder Judicial.

Gabriel Blanco: activista sindical de la ciudad de Caracas, actualmente se desempeña como trabajador humanitario y defensor de derechos humanos.

Dirigentes sindicales y defensores de derechos humanos - presos políticos
Dirigentes sindicales y defensores de derechos humanos detenidos arbitrariamente

El pasado 9 de julio en horas de la noche, el Tribunal Cuarto de control con competencia en Terrorismo, declaró con lugar la solicitud de medida privativa de libertad solicitada por el Ministerio Público en contra del trabajador humanitario Gabriel Blanco, el activista Alcides Bracho, Néstor Astudillo, Emilio Negrín, Alonso Meléndez y Reynaldo Cortes, acusados por supuestos delitos de asociación para delinquir y conspiración.

Violaciones a los derechos laborales

En Venezuela se han documentado numerosos casos de violaciones a los derechos laborales como despidos injustificados, detenciones arbitrarias, retenciones indebidas de salarios; prohibición de ingreso a las entidades de trabajo, ya sea por ejercer la actividad sindical, por motivos políticos o exigir el cumplimiento de las garantías laborales; lo que se traduce en una política gubernamental aplicada para neutralizar a la disidencia trabajadora.

Cabe destacar que los seis detenidos tienen algo en común y es su participación en movilizaciones pacíficas de empleados en todo el país, para rechazar el instructivo dictado por la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE). Dicho instructivo, “afecta las contrataciones colectivas y las escalas salariales, y ha sido impugnado ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

Vea también: Remigio Ceballos respondió a las denuncias de Valentina Quintero (@valendeviaje)

También puede leer en Punto de Corte:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *