26 mayo, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Politólogo Nicmer Evans | Estas son las 9 características que hacen al madurismo una deriva fascista (+Video)

Nicmer Evans complementa su análisis, haciendo una comparación con lo criterios que definen al fascismo para la pensadora Hannah Arendt
Nicmer Evans

El politólogo y Magister en Psicología Social Nicmer Evans, afirma en un video posteado en su cuenta de red social X que el chavismo dejó de ser hace ya mucho tiempo un proyecto socialista para transformarse paulatinamente en un proyecto fascista.

Para el profesor universitario y consultor, “el fascismo es un movimiento de masas que se encabeza por milicias. Éste busca subordinar a la fuerza todas las esferas de la sociedad a través de un Estado totalitario, que liquida a sus enemigos políticos por criterios ideológicos.”

En este sentido, entrevistado por la Plataforma comunicacional Punto de Corte, afirma que:

“…las más recientes acciones contra la candidatura de María Corina Machado, y contra los liderazgos de la sociedad civil, la profundización de los casos de presos políticos y los mecanismo de control social, aplicando herramientas de un Estado terrorista para, con la violencia, cohibir la disidencia, por parte del gobierno de Nicolás Maduro, además de su nueva visión económica corporativista, en alianza con sectores económicos antagónicos en la época de Chávez, deja en evidencia que hay un fuerte giro ideológico en lo que se ha denominado hasta ahora “chavismo”, que ha entrado en un nueva etapa postchavista denominada “madurismo”, que se diferencia del chavismo originario por tener acciones sociales, culturales y económicas mucho más parecidas al fascismo.”

Además el director general y editor de la Plataforma Comunicacional Punto de Corte, complementa su análisis, haciendo una comparación con lo criterios de la pensadora Hannah Arendt:

“El gobierno de Nicolás Maduro cumple parcial o totalmente las 9 características que platea Hannah Arendt, intelectual abocada al estudio del fascismo y el totalitarismo, que define al fascismo como un fenómeno político totalitario caracterizado por:

1. Antisemitismo: El odio a los judíos era un elemento central del fascismo, que lo utilizaba como chivo expiatorio para justificar la violencia y la opresión. En el caso del gobierno de Maduro, hay claras expresiones, incluso desde Chávez al antisemitismo, justificado por el apoyo al pueblo de Palestina, pero además, los nuevos judíos del madurismo son todos aquellos que se le oponen.

2. Imperialismo: El fascismo buscaba la expansión territorial y la dominación de otros. Maduro aunque mermado, intenta seguir la ruta trazada por Chávez sobre la extensión de su proyecto político a otros pueblos, incluso financiando acciones en contra de otros gobiernos.

3. Nacionalismo extremo: El fascismo exaltaba la nación por encima de todo, promoviendo un sentimiento de superioridad y exclusividad. En el caso del madurismo, lo hacen basados en una supuesta superioridad “ética” “antiimperialista”.

También puedes leer: Nicmer Evans | Derecho a la rebelión, golpe bananero del 4F y nada que celebrar

4. Culto al líder: El fascismo se centraba en la figura de un líder carismático y autoritario, al que se le concedía un poder absoluto. Sin duda, en el caso del madurismo, a Chávez y Maduro.

5. Propaganda: El fascismo utilizaba la propaganda de forma masiva para manipular a la población y controlar la opinión pública. En el caso del gobierno de Maduro, a través de los medios del Estado y del control férreo del resto de los medios.

6. Violencia: El fascismo recurría a la violencia como instrumento político para eliminar a sus enemigos y mantener el control. Lo que hoy denomina Maduro: Furia bolivariana”.

7. Totalitarismo: El fascismo aspiraba a controlar todos los aspectos de la vida pública y privada, eliminando cualquier forma de disidencia o libertad individual. En el madurismo se expresa en la existencia y cantidad de presos políticos y exiliados.

8. Destrucción de la esfera pública: Arendt argumentaba que el fascismo destruía la esfera pública, donde los ciudadanos se reúnen para deliberar y actuar libremente. Lo más reciente, los ataques a las asambleas y actos de la candidata María Corina, pero también la expropiación y proscripción de los partidos políticos opositores es otro claro ejemplo.

9. Banalidad del mal: Arendt acuñó este término para describir la actitud de los burócratas nazis que participaron en el Holocausto, argumentando que no eran monstruos, sino personas normales que cumplían órdenes sin pensar en las consecuencias. En el caso de Maduro se aplica en la banalización de los delitos de lesa humanidad, y el terrorismo de Estado que aplica cotidianamente con cinismo.”

Puede ver el video posteado por Nicmer Evans completo aquí:

También puede leer más noticias en Punto de Corte

¡Orgullo venezolano! La UCV escala 20 posiciones en el Ranking Web de Universidades

Mantente informado a través de nuestras redes TwitterInstagramFacebook YouTube síguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *