22 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

(Opinión) ¿Navidad en paz económica? Por Tomás Socías

Navidad en paz económica
Caracas, 05 de diciembre de 2021
@TsociasL
El retorno del crédito es importante. Lo están pidiendo los sectores de la economía y el Gobierno lo sabe, así como sabe que tiene que ajustar los aranceles

A poco menos de un mes para que se acabe el 2021, podemos decir que pasaremos una Navidad con paz económica, como dice nuestro titular.

Y más allá de lo que puedan decir los pesimistas de siempre, nuestra afirmación tiene una base sólida y es una vertiente de situaciones que convergen en unas fiestas que serán de relativa tranquilidad y hasta de mejoramiento, en relación con los años recientes, cuando el pesimismo era abonado por la crisis.

Según nuestro punto de vista, paz económica quiere decir trabajar con oportunidades y en paz social.

Actualmente, esas oportunidades existen y nadie puede negarlas, porque se ven en la calle, en los negocios nuevos, en los emprendimientos.

Esta será una Navidad que también está signada por la angustia de una nueva cepa de coronavirus que, de seguro, provocará cierres y confinamiento, pero para febrero.

La variante ómicron puede que llegue pronto al país, porque ya está en Brasil. Por eso, el presidente ha ordenado reforzar los protocolos en las fronteras, puertos y aeropuertos.

Y a pesar de todo, vamos a tener 4 meses de crecimiento relativo que se deriva de la eliminación del esquema 7×7, la apertura de los Estados Unidos y la flexibilización de las sanciones, además de la vacunación de más de 60% de la población.

Incluso, tenemos información de que para enero o febrero podría llegar la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19.

El regreso a clases presenciales que comenzó en octubre y que en enero se incrementa, también es una buena señal, acerca de la normalidad, pero con los protocolos de bioseguridad.

Por otro lado, el Gobierno tiene ingresos extras del petróleo por 10 mil millones de dólares en este último trimestre, lo que se nota en el movimiento en las calles y negocios.

Esta convergencia de hechos se suma al relativo crecimiento económico que las firmas y analistas de riesgo vienen observando desde agosto.

Lo que toca ahora es que el Estado asuma los retos del estímulo al sector privado, con la rebaja del encaje legal, un impuesto único municipal y el ajuste de los aranceles para sacar de la competencia desleal que tiene ahora, a la industria y a la producción nacional.

El retorno del crédito es importante. Lo están pidiendo los sectores de la economía y el Gobierno lo sabe, así como sabe que tiene que ajustar los aranceles y solucionar o mejorar el problema del combustible y los servicios públicos.

Analista Económico y Político e Internacional.

*Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus autores, quedando entendido que son responsabilidad de sus autores

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *