27 mayo, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Un milagro en medio de la tragedia: Nace bebé palestina tras ataque aéreo israelí

En un conmovedor relato de supervivencia, la bebé palestina Sabreen Jouda nació prematuramente en una cesárea de emergencia luego de que su madre falleciera en un ataque aéreo israelí que también cobró la vida de su padre y su hermana de 4 años.
Nace bebé palestina tras ataque aéreo israelí

En un conmovedor relato de supervivencia, la bebé palestina Sabreen Jouda nació prematuramente en una cesárea de emergencia luego de que su madre falleciera en un ataque aéreo israelí que también cobró la vida de su padre y su hermana de 4 años.

La pequeña Sabreen llegó al mundo segundos después de la muerte de su madre, Sabreen al-Sakani, quien tenía 30 semanas de embarazo.

La familia se encontraba refugiándose de la guerra en su hogar en la ciudad de Rafah, al sur de la Franja de Gaza, cuando fueron alcanzados por el ataque aéreo israelí.

Tras ser informados del embarazo de Sabreen al-Sakani, los servicios de emergencia la trasladaron junto a los demás cuerpos al hospital kuwaití, donde se le realizó una cesárea de emergencia. A pesar de su prematuro nacimiento y las difíciles circunstancias, la pequeña Sabreen luchó por sobrevivir.

Inicialmente, su condición era crítica, con dificultad para respirar. Sin embargo, con el paso de las horas, su estado ha mejorado levemente.

“Podemos decir que su estado de salud ha mejorado un poco, pero la situación aún es de riesgo”, afirmó el doctor Mohammad Salameh, director de la unidad de cuidados intensivos neonatales del Hospital Emiratí, donde se encuentra internada la bebé.

A pesar del dolor y la pérdida, la familia de Sabreen ha encontrado esperanza en su supervivencia. “Será bienvenida. Es la hija de mi querido hijo. Yo la cuidaré. Ella es mi amor, mi alma. Ella es un recuerdo de su padre. Yo la cuidaré”, expresó Ahalam al-Kurdi, abuela paterna de la bebé.

La historia de Sabreen es un recordatorio desgarrador del impacto devastador de la guerra en las vidas inocentes. Sin embargo, su supervivencia también es un símbolo de la fuerza y la esperanza que reside en el corazón del pueblo palestino.

La bebé Sabreen Jouda nació con un peso de solo 2 kilogramos. Se espera que permanezca en la incubadora durante varias semanas hasta que su estado de salud se estabilice por completo.

La familia de Sabreen ha recibido un gran apoyo de la comunidad local y de organizaciones internacionales.

Con información de Agencias

También puede leer más noticias en Punto de Corte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *