15 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Los iraníes votan para reemplazar al fallecido presidente Raisi

Iraníes acudieron a las urnas para elegir al nuevo presidente en una contienda que inicio con seis candidatos y dos de ellos abandonaron en los últimos días.
Los iraníes votan para reemplazar al fallecido presidente Raisi

Iraníes acudieron a las urnas para elegir al nuevo presidente en una contienda que inicio con seis candidatos y dos de ellos abandonaron en los últimos días.

Millones de iraníes acudieron a las urnas este viernes para elegir al nuevo presidente de la República Islámica en un ambiente de apatía generalizada.

Una contienda entre conservadores y un reformista tienen oportunidades de conseguir el mayor apoyo del electorado. Esto después de que el presidente Ebrahim Raisi muriera en un accidente de helicóptero el mes pasado.

Frente a severos vientos en contra, incluida una economía en decadencia, tensiones regionales y la posible reelección de Donald Trump, cuya administración trabajó para aislar a la República Islámica, el liderazgo de Irán está buscando una alta participación para respaldar su agenda de línea dura.

La elección de los Iraníes se produce en un momento de gran tensión en la región debido a la guerra entre Israel y Hamás

Por otra parte, los líderes de Irán tradicionalmente han visto la alta participación como una señal de legitimidad, y eso es aún más importante ahora que el país intenta mostrar continuidad y estabilidad tras la muerte de Raisi.

Para muchos iraníes, las elecciones son simplemente una formalidad para dar una ilusión de democracia, dijo Afshin Shahi, profesor asociado de política de Medio Oriente en la Universidad Keele de Inglaterra.

“En consecuencia, una gran mayoría de la población ya no se toma en serio estas elecciones”, afirmó.

La campaña comenzó con seis candidatos seleccionados por un panel de clérigos y juristas de línea dura, una lista que fue reducida por el Consejo de Guardianes designado. Dos de ellos han abandonado en los últimos días.

De los cuatro restantes, tres se consideran de línea dura alineados con Jamenei, incluido uno que es clérigo. En una medida sorpresiva, se permitió postularse a un candidato comparativamente progresista.

El candidato más moderado, Masoud Pezeshkian, es un cirujano cardíaco y exministro de Salud que ha hecho campaña con la promesa de mejorar las relaciones con Occidente.

Como ocurre desde la Revolución Islámica de 1979, en la boleta no hay mujeres ni candidatos que reclaman cambios radicales, y los comicios no están supervisados por observadores internacionales reconocidos.

Con información: NBC News

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *