13 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

La inteligencia artificial de Google tropieza: errores garrafales obligan a retroceder

Google ha dado un paso atrás en su ambiciosa apuesta por la inteligencia artificial en los resultados de búsqueda, tras una serie de errores
inteligencia-artificial-desarrollo-sentimientos-1-834x417-1

Google ha dado un paso atrás en su ambiciosa apuesta por la inteligencia artificial en los resultados de búsqueda, tras una serie de errores embarazosos que han generado alarma entre usuarios y expertos. La empresa, que hace solo dos semanas comenzó a integrar resúmenes generados por IA en sus resultados, ha reducido drásticamente su uso debido a fallos como afirmar que poner pegamento en la pizza es saludable o que Barack Obama es musulmán.

Este revés pone de manifiesto los desafíos que enfrenta la industria tecnológica en su carrera por integrar la IA en sus productos. La presión por ser pioneros en este campo ha llevado a que muchas herramientas se lancen antes de estar listas, con resultados no siempre satisfactorios.

En el caso de Google, la decisión de incorporar resúmenes de IA en los resultados de búsqueda generó controversia desde el principio. Editores de medios criticaron a la empresa por tomar su contenido y regurgitarlo sin darles crédito, lo que podría afectar su tráfico web.

Pero los problemas no se limitaron a las críticas. Las respuestas de IA también generaron preocupación por su precisión y confiabilidad. Algunas de ellas eran simplemente divertidas, como la que recomendaba beber mucha orina para combatir un cálculo renal. Otras, sin embargo, eran más serias, como la que afirmaba que John F. Kennedy se había graduado en la Universidad de Wisconsin en Madison en seis años diferentes, tres de ellos después de su muerte.

Google y el lanzamiento a gran escala de su IA

La empresa ha reconocido que el lanzamiento a gran escala de la función reveló situaciones para las que no estaba preparada. “No hay nada como tener a millones de personas utilizando esta función”, dijo Liz Reid, directora de búsquedas de Google.

Google ha anunciado una serie de cambios para mejorar el sistema, incluyendo la reducción del uso de redes sociales como fuente de información para las respuestas de IA, la suspensión de resúmenes sobre temas de salud y la implementación de restricciones en las consultas donde la función no ha demostrado ser útil.

Este episodio sirve como un recordatorio de que la inteligencia artificial, a pesar de su enorme potencial, no está exenta de riesgos. La industria tecnológica debe avanzar con cautela y responsabilidad en su desarrollo e implementación, priorizando la precisión, la confiabilidad y la ética por encima de la velocidad y la búsqueda de protagonismo.

Con información de INFOBAE

También puede leer más noticias en Punto de Corte

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *