La historia de los narcosobrinos llegó a su fin con 18 años de carcel en Florida sin beneficio

Efraín Antonio Campo Flores, de 31 años, y Francisco Flores de Freitas, de 32, sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, fueron hallados culpables en noviembre del 2016 de conspirar para importar a Estados Unidos 800 kilos de cocaína y este jueves fueron condenados a 18 años de cárcel.
narcosobrinos

Loading

(Caracas, 14 de diciembre de 2017).- Efraín Antonio Campo Flores, de 31 años, y Francisco Flores de Freitas, de 32, sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, fueron hallados culpables en noviembre del 2016 de conspirar para importar a Estados Unidos 800 kilos de cocaína y este jueves fueron condenados a 18 años de cárcel.

La DEA detuvo al dúo Flores en noviembre de 2015 en la capital haitiana de Puerto Príncipe, cuando negociaban el envío de un cargamento de cocaína a unos supuestos narcos mexicanos, que en realidad eran agentes encubiertos estadounidenses.

Luego de nueve días, el jurado logró conseguir un veredicto unánime luego de seis horas y media de deliberación.

En la sala de audiencias, con todos los presentes de pie y la expectativa a máximo nivel, el presidente del jurado leyó la primera línea del papel que sostenía en sus manos: la hora del veredicto, 5:35 de la tarde y luego la palabra final: “Culpable”.

La sala, en pleno, volteó a  mirar ya no a los acusados Flores, sino condenados. Franqui Francisco Flores De Freitas miraba fijamente hacia al frente mientras su abogada, Elizabeth Espinosa, le hablaba al oído y trataba de darle ánimos. La cara del venezolano se mantuvo inexpresiva, su mirada yacía perdida en el horizonte.

Su primo Efraín Campo Flores no pestañeó. Sus ojos estaban fijos en la pared que sostenía los símbolos patrios norteamericanos, justo detrás del juez Paul Crotty. Su abogado John Zach pasó su mano por detrás de la espalda del condenado para abrazarlo fraternalmente.

Luego, los alguaciles se acercaron sigilosos y callados para escoltar a los dos Flores de regreso a la celda que habían ocupado desde noviembre de 2015. No hubo esposas en las muñecas ni escándalo.

La justicia de Estados Unidos contempla cargos de 10 años de prisión a cadena perpetua para delitos de narcotráfico. Campo Flores y Flores De Freitas podrían llegar a un acuerdo de cooperación con la Fiscalía y la DEA a cambio de penas más reducidas. La condena impuesta es de 18 años de cárcel sin fianza, y una multa de 50 mil dólares. Reseña ElEstimulo

Vea el reporte vía Twitter de Mairbot Petit y NTN24  sobre el desenlace del caso:

La sentencia generó distintas reacciones en torno al tiempo de condena:

https://twitter.com/FLV_Anzoategui/status/941430493551251456

Con información de DW, El Estimulo y NTN24.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS