23 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Iniciaron en Caracas los diálogos entre el Gobierno de Colombia y la disidencia Farc “Segunda Marquetalia”

La delegación de la disidencia Farc esta en cabezada por Iván Márquez.
Dialogos de paz con la disidencia FARC

Este lunes en Caracas Venezuela se inició la primera ronda de diálogos entre el Gobierno de Colombia y la disidencia Farc autodenominada “Segunda Marquetalia”.

Este esfuerzo es parte de la visión del Presidente Gustavo Petro para poner fin a más de seis décadas de conflicto armado en el país.

La Segunda Marquetalia es un grupo paramilitar formado por un grupo de exguerrilleros de las extintas FARC, que hace dos años volvieron rompieron el acuerdo de paz firmado con el gobierno colombiano, y volvieron a las armas.

Las negociaciones, que se espera duren varios días, tienen como objetivo abordar los temas fundamentales que han alimentado el conflicto armado en Colombia. El gobierno busca lograr un acuerdo de paz que sea sostenible y que garantice la participación de todos los sectores de la sociedad en la reconstrucción del país.

La Segunda Marquetalia, por su parte, busca asegurar un futuro en el que sus miembros puedan reintegrarse a la sociedad y participar en un proceso democrático. El grupo ha manifestado su voluntad de contribuir a la construcción de una Colombia más justa y equitativa.

Los garantes

Venezuela, junto con Cuba y Noruega, juegan un papel crucial como países garantes en este proceso de diálogo. Su participación refleja el compromiso regional con la búsqueda de soluciones pacíficas a los conflictos armados en América Latina.

La comunidad internacional sigue de cerca estos desarrollos y ha manifestado su apoyo a este esfuerzo por la paz. Las Naciones Unidas, la Unión Europea y otros actores clave han ofrecido su asistencia técnica y financiera para asegurar que este proceso sea exitoso.

Mientras se desarrollan estas conversaciones, millones de colombianos y colombianas esperan ansiosos por un futuro donde la paz sea una realidad tangible. El éxito de esta primera ronda de diálogos podría marcar el inicio de un nuevo capítulo en la historia de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *