Caracas/30 de enero de 2018

Una pareja británica de operadores de cambio especializados en monedas virtuales, fue obligada a punta de pistola a transferir sus bitcoins a una cuenta que les dieron sus asaltantes.

Cuatro personas armadas y encapuchadas con pasamontañas entraron en la residencia de la pareja en el pueblo de Moulsford, en el sur de Inglaterra, el pasado lunes 22.

Los atracadores penetraron en el domicilio de Amy Jay, de 31 años, y Danny Aston, de 30, y obligaron a este último a hacer una transferencia en bitcoins con su ordenador. La joven pareja dirige la empresa cambiaria Astor Digital Currencies Ltd desde su hogar.

Lea también: Desaparecen 430 millones de euros en criptomonedas en Japón tras ataque cibernético

Los investigadores sospechan que los ladrones estaban al corriente de que Aston era operador de cambio de divisas virtuales porque alguien habría mencionado en Internet su verdadero nombre —él trabajaba bajo anonimato, supuestamente con el seudónimo de Goldiath—.  El monto del robo no ha sido revelado.

El País