24 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Gerente de Chevron es un preso político del gobierno de Maduro

El ex piloto de combate, Alejandro González, detenido en febrero, trabaja para la petrolera estadounidense Chevron.
Alejandro Gonzalez gerente de Chevron. Cortesía Foto AP

La situación en Venezuela se ha vuelto aún más tensa con el arresto de un ex piloto de combate, Alejandro González, en febrero, quien además trabaja para la petrolera estadounidense Chevron. Este suceso, junto con otros actos represivos recientes del gobierno de Nicolás Maduro, está poniendo a prueba los esfuerzos de la administración Biden para promover elecciones libres y justas en el país sudamericano.

El 9 de febrero, a González lo detienen agentes de contrainteligencia en su residencia cerca del centro petrolero oriental de Barcelona, acusado por el fiscal jefe de Maduro de revelar secretos de seguridad nacional y obstrucción a la justicia. Su familia, consternada por la falta de información concreta sobre su situación, ha expresado su preocupación y desconcierto ante este inesperado giro de los acontecimientos.

Gerente de Chevron y ex esposo de Rocío San Miguel

Este arresto se produjo poco después de que a la ex esposa de González, la abogada de derechos humanos Rocío San Miguel, la detuvieran en un aeropuerto de Caracas bajo acusaciones de espionaje en supuestas conspiraciones respaldadas por Estados Unidos. Esta ola de detenciones también afectó a otros familiares y allegados de González, generando críticas por parte de funcionarios de la ONU que denuncian una creciente tendencia del gobierno a atacar a los seres queridos de opositores políticos.

Chevron, la única gran petrolera estadounidense que opera en Venezuela, ha aclarado que el arresto de González no guarda relación con la empresa, evitando hacer comentarios sobre asuntos personales. González, un ex coronel de la fuerza aérea venezolana retirado desde 2011, ha sido descrito por su hija como un profesional ejemplar que, tras cumplir su sueño de volar en aviones de combate, ahora desempeña un rol directivo en Chevron coordinando vuelos para sus empleados en proyectos de perforación en el país.

El interrogante sobre cómo un individuo que lleva 13 años fuera del ámbito militar podría tener acceso a supuestos secretos de Estado ha generado incredulidad y confusión entre sus allegados. Mientras González permanece recluido en una instalación de inteligencia militar en la capital, este caso arroja luz sobre las crecientes tensiones políticas y represiones en Venezuela, desafiando los esfuerzos por establecer un camino hacia elecciones democráticas y transparentes en el país.

Con información de AP

También puede leer más noticias en Punto de Corte:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *