16 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Exclusiva| Rafael Isea: “El cáncer de Chávez no era operable, quién sabe si esa operación aceleró la enfermedad”

Nicmer Evans, tuvo en su programa al exgobernador Rafael Isea donde habló de su situación luego del exilio y el cáncer que lo aquejaba, revelando que no era operable
Rafael Isea: "En una reunión, Tareck El Aissami dijo que me llevaría a Venezuela vivo o muerto"

Caracas, 29 de mayo de 2022.- Nicmer Evans, tuvo en su programa al exgobernador chavista Rafael Isea, en la que habló de su situación luego del exilio y el cáncer que aquejaba a Hugo Chávez y que terminó acabando con su vida, revelando que “no era operable”. Asimismo, habló del panorama político actual y envió un mensaje a Nicolás Maduro.

¿Fuiste un delfín de Chávez?

Mira podría decir que fui una de las personas que estuvo con Chávez desde el principio, leal, consecuente, consciente del trabajo que me correspondía hacer y que cumplió con las labores que en su momento el comandante le exigió y le solicitó. Di lo más que pude; y lo mejor de mí para construir una revolución que verdaderamente fuese la que está reflejada en la Constitución Bolivariana; que es una revolución democrática; una revolución verdaderamente respetuosa de los Derechos Humanos; una revolución que verdaderamente generara felicidad para todo el pueblo de Venezuela.

¿La vinculación con Hugo Chávez fue afectiva, militar, política, ideológica?, ¿cómo podrías definir tú la relación con Hugo Chávez?

Yo creo que es una relación en distintos planos, ¿no?. No solamente militar, evidentemente uno que perteneció a la Fuerza Armada, siempre queda un vínculo militar o una especie de relación en términos de grados y de antigüedad, ¿no?.

Para mí el Comandante Hugo Chávez no era solamente el político, el líder sino también el Comandante. Eso tenía, por supuesto también su espacio y su tiempo, pero de igual manera; Chávez para mí fue como un padre político con quien aprendí gran parte de lo que conozco en política y lo que hice en política lo aprendí gracias al Comandante Chávez.

Como padre también me guió, me hizo observaciones, me regañó en algunas oportunidades, me felicitó cuando tenía que hacerlo, pero sobre todo, le agradezco mucho a Hugo Chávez al haberme dado las posibilidades; y las oportunidades para participar en la construcción de un nuevo país, en la construcción de un nuevo proyecto político como el que aspirábamos nosotros desde el año 94.

Por supuesto esa relación tuvo distintos momentos altos, algunos momentos bajos, como toda relación, digamos padre e hijo, ¿no?; pero siempre fue una relación de mucho respeto, fue una relación de amistad, una relación de mucha cercanía y de mucha confianza que evidentemente me permitió en su momento; y con la confianza que el Comandante Chávez tenía en mí, digamos ocupar posiciones importantes dentro del Gobierno; y luego poder optar a elección como Gobernador del estado Aragua.

Podríamos decir que tú eras uno de los jóvenes originarios del proyecto del 4 de febrero. Una pregunta en relación con ese tema: ¿La génesis del momento era construir el socialismo del siglo XXI?

Mira, yo creo que ese fue un proceso que en el devenir del proceso político y a medida que se fue avanzando, se fueron decantando ciertas ideas y también la dinámica política fue abriendo las puertas a otras ideas, ¿no?.

Te lo voy a decir de esta manera, yo en lo personal, de cierta manera, Rafael Isea, considero que el Hugo Chávez del 98, que gana las elecciones como un programa básicamente de centro; con ideas por ejemplo como la de Tony Blair que era la tercera vía y con ideas de refutar la República a través de una nueva Constitución; pero en la práctica, también se venían ejecutando políticas que digamos, eran muy similares al gobierno anterior o a los gobiernos anteriores.

Si recordamos los ministros del presidente Chávez en su primer gabinete, bueno eran ministros que pertenecían básicamente al establishment político venezolano. Estaba Alfredo Peña, que en paz descanse, fue ministro de secretaría; estuvo José Vicente Rangel también; estuvo Alejandro Riera que fue ministro de agricultura y tierra y si seguimos explorando, nos damos cuenta pues.

Incluso en finanzas estaba Maritza Izaguirre, creo que era el nombre, que continuó siendo la misma ministra de Caldera. Pasó de Caldera directo al Gobierno de Chávez

Claro y además Maritza Izaguirre se mantiene en el gobierno por recomendaciones de varios asesores de Hugo Chávez, incluyendo a quienes formamos parte de lo que se denominaba en ese momento el equipo Garibaldi; que en la entrada del nuevo Gobierno era necesario, importante, generar confianza en los mercados; confianza hacia afuera y en los sectores productivos del país en función de cómo se iba a manejar la economía.

Ahora Rafael, pero en ese inicio, también estuvo muy presente Fidel Castro, o sea, ¿no era contradictorio tener la vinculación tan profunda que se generó entre Fidel Castro y Hugo Chávez; y hablar a su vez de la tercera vía de Antony Guía, de Tony Blair como propuesta política y económica que tuvo al principio Hugo Chávez?

Fíjate que no es excluyente y mucho menos contradictorio. Te lo voy a explicar. La relación con Hugo Chávez y Fidel Castro que inicia en el año 94, en diciembre del año 1994 vamos a La Habana. Yo tuve la oportunidad de acompañarlo en ese primer viaje a La Habana, fuimos en ese viaje él y yo y la amistad con Fidel Castro se mantuvo fundamentalmente en algo político, pero nunca trascendió a lo que eran políticas de Gobierno ni mucho menos a ideas y propuestas que pudieran darle paso a las propuestas o ideas de Cuba.

Miquelena y otros ministros se encargaron de evitar que eso sucediera. Ellos evitaban y cercaban las comunicaciones y evitaban la comunicación de Hugo Chávez con Fidel Castro. Ahora te culmino con lo de Maritza Izaguirre porque no solamente es Maritza Izaguirre, recuerdo que también durante los primeros meses del Gobierno de Hugo Chávez, se mantuvo la política del Banco Central de Venezuela, ¿ok?. Es decir, la política cambiaria se mantuvo para mantener la estabilidad en los mercados y se impulsó una estrategia agresiva para la recuperación del precio del petróleo con los famosos viajes a los países árabes, los países de la OPEP y luego la Cumbre de Caracas en octubre del 2000.

Ahora, ese era Chávez en los primeros años, 2002, 2003, perdón, del 99 al 2002 y en el 2002 ocurre un evento que para mí forma definitivamente la política venezolana, transforma la dinámica y la transforma de una manera en el cual se abrió la puerta a una idea y a un sector político de un país que en ese momento estaba rezagado, que es el Golpe de Estado del 11 de abril del 2002.

Yo lo digo de manera directa, los gestores del golpe del 2002, le abrieron la puerta al socialismo del siglo XXI, porque hasta ese momento Chávez no tenía espacio (si lo hubiese escuchado, que yo nunca lo escuché), pero no hubo la idea, no hubo un planteamiento abierto ni en reuniones pequeñas de que íbamos a transitar hacia un socialismo o a buscar otra alternativa, eso se da después del Golpe de Estado, cuando Chávez entiende que tiene un grupo de instituciones que no van a permitir que él gobierne y que no van a permitir que el impulse los cambios que para ese momento la Constitución le permitía y el disparador del Golpe de Estado, fueron las leyes habilitantes del 2001.

Entonces, ¿a partir de ese momento, qué decide Chávez?. Bueno, tengo que controlar la Fuerza Armada porque estuvieron en parte del golpe del 11 de abril de 2002, entonces todas y cada una de las instituciones del Gobierno y los sectores del país que participaron en ese Golpe de Estado, fueron intervenidos, fueron tocados de alguna manera y no se puede decir que es que Chávez era malo, que tenía un plan maléfico, sino que Chávez respondió políticamente a una realidad.

Fuerza Armada, PDVSA, los medios de comunicación que participaron también, los empresarios, Fedecámaras estuvo de lleno en el golpe del 2002, entonces, ¿el socialismo cuándo se le abre la puerta?. Con ese evento entra Cuba, allí es cuando entra Cuba de manera directa. ¿Por qué? porque el Comandante Chávez si recordamos, para el 2002 estaba a punto de cumplirse la mitad de su período, que según la Constitución del 99, había la posibilidad de un referendo, un referendo revocatorio. Todos los estudios de esa época, indicaban que un posible referendo en el año 2003, Chávez lo podía perder porque bueno, la gestión de gobierno, según las mediciones, no estaba al nivel de lo que mucha gente esperaba, para dejarlo así, sin entrar en muchos detalles.

Luego, con la entrada de Cuba y la Misión Barrio Adentro, eso se transforma y entonces Chávez comienza a subir en los números y se da cuenta de la importancia de estar metido en los barrios, se da cuenta de la importancia de la organización popular y entonces, de la mano de Cuba, lanza el socialismo del siglo XXI y es allí donde Cuba asume el rol y el peso político, estratégico al lado de Chávez y en la construcción de parte importante de la medida que se ha tomado en parte desde el Gobierno venezolano. Por eso es muy fácil hablar de que el socialismo, que Chávez era socialista o ya traía el plan desde el 99, ¡no!, no lo creo así. Ese plan se desarrolló con las circunstancias del 2002 que además las remató el golpe petrolero que generó una serie de desestabilizaciones internas, incluyendo la económica y que postergó el referendo para el 2004.

Ya en el 2004, Chávez tiene una posición diferente, ya tenía fortalezas y luego de ganar el referendo, ok, empezó el proceso de elaboración de lo que vendría a ser la transformación estructural, digamos de las instituciones que dentro de Venezuela en toda su historia han conocido también lo que se llama la “cultura del golpismo”, que también sería todo un tema aparte para conversar.

Chávez lanza la tesis de la construcción del socialismo del siglo XXI a principios del 2005, recuerdo yo haber trabajado cerca de un equipo que trabajaba con Diosdado Cabello en la gobernación de Miranda y que estaban ayudando a formular y comprender a Diosdado si era pertinente asumir un paso hacia la suma de la construcción de ese socialismo porque en el propio equipo de Chávez, no comprendían muy bien lo que él había lanzado en aquél momento.

Diosdado tardó dos años en pronunciar por primera vez el socialismo del siglo XXI en algún discurso público. ¿Eso sucedió en el entorno general del equipo de Hugo Chávez en relación con ese planteamiento del socialismo del siglo XXI?. Lo pregunto porque tú mismo acabas de reconocer que fue casi como sorpresivo que fue una cosa como provocada por los hechos del 2002, o sea, fue un hecho que fue creciendo, que después se tornó una política. ¿Hubo resistencia a lo interno del equipo de Hugo Chávez para la construcción del socialismo?

Mira, yo no diría que fue algo sorpresivo, fue un proceso de reflexión, sin duda. Yo creo que si algo debemos reconocerle a Chávez, entre muchas cosas que hay que reconocerle es que Chávez era un hombre reflexivo y para la decisión de dar el salto o dar el paso, hacia el socialismo, fue una decisión que tomó tiempo reflexionarla, en valorarla, en consultarla con equipos internos, con diferentes personalidades, tal cual como se dio el proceso de participación de elecciones en el año 1997.

En el año 1997 o del 96 al 97 se produjeron distintas discusiones para valorar la posibilidad o no de que Chávez participara en las elecciones del 98 como candidato presidencial. Eso generó dentro de los equipos del MVR200 en esa oportunidad, discusiones muy fuertes y hubo sectores que se apartaron y eran sectores que la única vía eran las armas.

Chávez siempre fue de la idea de que la estrategia es una sola y la táctica la dictamina la realidad y en ese momento no existía ninguna posibilidad de que existiera ningún alzamiento, entonces se da el proceso de participación de las elecciones.

Entérate: Presidente Lacalle Pou volvió a hacer fuertes críticas contra Maduro

Con respecto al tema del socialismo, se da un proceso de discusión interno que se hace público después, obviamente. Seguramente hubo reflexiones, digamos una resistencia. Debe haber habido una resistencia por parte de quienes no querían ese modelo por razones diversas de grupos que ya habían reflexionado sobre los distintos modelos que habían existido ya hasta ese momento y que quizás la mayoría de ellos, entre los que yo me incluyo, porque no entendíamos cuál era la propuesta, ¿hacia dónde?, ¿cuál socialismo?, ¿por qué el socialismo?, pero lo que sí estaba claro, lo que sí quedo claro es que la forma, la violencia con la cual la oposición de ese entonces, reaccionó frente a Chávez y frente a un Gobierno que era a toda vista del centro y con algunas políticas de derecha, esa reacción hizo que Hugo Chávez y su equipo más cercano, reflexionara acerca de buscar una vía alterna.

La vía alterna que consiguieron fue la vía del socialismo, que era la que podían contraponer a la vía del capitalismo, entonces crea todo el ideario alrededor de la contradicción y la contraposición de socialismo y capitalismo y todo lo que eso genera. Por supuesto para muchos de nosotros, teníamos la confusión de que bueno, veníamos de la caída del muro de Berlín, veníamos de ver las dificultades de la revolución cubana, venimos de ver las dinámicas de la situación política en China y las experiencias que todas son diferentes, todas son diferentes.

Por eso Chávez decía que el socialismo nuestro tenía que ser un socialismo a lo venezolano.

Rafael, ¿podríamos decir hoy que tú eres socialista?

Hubo sectores políticos que mencioné hace un momento que eran los rezagados, que estaban afuera, que no tenían acceso a Chávez, que no tenían incidencia a la política del gobierno, se les abrieron las puertas y son esos sectores quienes impulsaron ese socialismo antiguo, con todas las fallas, con todos los traumas que hemos sabido que han dejado otras experiencias y se empeñaron en impulsar este socialismo.

Ese es un sector de la izquierda trasnochada y un sector además antimilitarista y es importante decirlo. Eso es un sector antimilitarista porque para ellos el militar sigue siendo una herramienta y no un sujeto de acción política en términos de la construcción de un país.

Entonces para ellos el militar es la herramienta para llegar al poder, pero siempre lo van a mantener digamos en un área donde no puedan hacer daño.

Entonces es inevitable hacerte dos preguntas: ¿Es hoy Rafael Isea socialista, defiende al socialismo del siglo XXI o el socialismo bolivariano chavista? y ¿Cuál crees tú entonces que es el rol de los militares? ¿Estuvo bien que se desplazara el rol militar hacia el político en esos años? ¿Hay que encauzar la situación de los políticos hoy en el mapa de la situación país?

Yo siempre he estado de acuerdo con la participación de militares en términos políticos en lo que a elecciones se refiere. Creo que el militar como en muchas partes del mundo tiene derecho a votar y ese es su mecanismo de expresión, pero también estoy consciente de que los militares poseen una herramienta que no posee el resto de la sociedad que son las armas y por lo tanto, creo yo en la necesidad, en el futuro de reorganizar y reorientar lo que serían las nuevas Fuerzas Armadas en Venezuela.

Pienso que le ha hecho mucho daño la participación política abierta de los militares en la política. Si un militar quiere hacer política tiene todo el derecho a hacerlo pero tiene que despojarse del uniforme e ir a la batalla política como el resto de los políticos les corresponde hacerlo.

Hugo Chávez aparecía uniformado en algunos actos. ¿Tú estabas de acuerdo con eso, Rafael?

Recuerdo en el 2011, Chávez ya estaba convaleciente del cáncer y en una visita a Maracay, Chávez me dice (porque habían unos movimientos extraños que fueron parte de lo que ocurrió después en el 2013) y recuerdo que había ahí un General y le dijo: Si usted quiere ser gobernador de Aragua o quiere ser político, quítese el uniforme y vaya y pelee lealmente, pero no utilice su uniforme para ir en contra de mi gobernador, porque este que está aquí es mi gobernador.

Esa fue una visita del presidente Chávez al hotel Maracay en octubre de 2011.

Entonces, el militar en actividades políticas es una desviación que tiene que ser corregida

Pero Hugo Chávez utilizó el uniforme militar para hacer política, él se lo ponía. ¿Cómo ves tú esos episodios en donde él utilizó lo cívico – militar como una excusa y una razón para él mismo uniformarse y siendo militar sin serlo de manera activa?

Siendo el presidente de la República él tenía derecho a utilizar el uniforme militar. No estaba violando ninguna ley, en lo absoluto y de hecho, los días de los oficiales militares y los oficiales de la patria, todos los oficiales y todos los militares retirados tienen derecho a ponerse el uniforme ese día. No estaba violando ninguna ley. Lo que pasa es que en el ámbito del liderazgo de Chávez, tú has mencionado una frase que tiene una relación muy importante, un peso muy importante en términos de la definición del modelo político que es la relación cívico – militar.

Un modelo cívico – militar significa que una fuerza armada consustanciada (así lo veo yo), con el pueblo, en función de defender los intereses del pueblo que están más planteados en la Constitución, no están en otro lado, están en la Constitución y esa fuerza armada que apoya al pueblo, no solamente al pueblo chavista o el pueblo que apoya el gobierno, es el pueblo como un todo, es toda la sociedad. Que va a haber sectores al gobierno, sectores de distintas políticas, sectores que salen a protestar, bueno ese es el juego democrático.

Chávez lo decía muy claramente, nosotros tenemos que convencer que nuestro modelo es el correcto, pero cuando tú te das cuenta que lo que existe es imposición y además una imposición por la vía violenta, que si no te reduces a lo que yo te pido, te atropello y te acabo y no solamente a ti, voy contra tu familia, contra todo lo que tú tengas, bueno evidentemente ese no es el modelo político que yo aspiraba, que yo aspiro y creo que fue el modelo que Hugo Chávez aspiraba en ese momento.

Entonces este proceso de transformación se fue dando de manera progresiva y además se fueron dando distorsiones importantes como el tema de la privatización, perdón, el tema de las nacionalizaciones. Todo el tema de las expropiaciones, ese fue uno de los graves errores nuestros fue ver las expropiaciones como un plan, mejor dicho, como una política sin plan. En cualquier parte del mundo hay expropiaciones cuando son de utilidad pública.

¿Se lo llegaste a decir a Hugo Chávez Frías? ¿Tuviste la oportunidad de decírselo?: Es un error presidente

Yo se lo dije en una oportunidad. Hubo un evento que ocurrió cuando yo era gobernador y teníamos, esa fue la visita del presidente Lukashenko de Bielorrusia a Maracay y se dio una vuelta por las viviendas que se habían terminado allí en Maracay y luego, saliendo de la base aérea Libertador, vamos por la avenida y Hugo Chávez ve un centro comercial que está allí que es el centro comercial Los Aviadores y Hugo Chávez me pregunta: “¿Isea, qué es eso?”…”Presidente es un centro comercial” y su respuesta fue: “Estás viendo, nosotros estamos permitiendo que se hagan centros comerciales, que los ricos tomen el país. Preséntame un informe” y yo “como no, yo le presento un informe”. “Quiero que me presentes un informe para expropiar el centro comercial” y bien, yo hice mi informe y llamé en ese momento al vicepresidente Elías Jaua y le dije: “Yo no estoy de acuerdo con esto y no estoy de acuerdo porque esta expropiación lo que va a hacer es generarnos un elefante blanco aquí en Aragua, cuando tiene una serie de posibilidades y una serie de ventajas que podemos aprovechar”.

Hice mi informe, lo envié y en ese informe, no solamente le expliqué al Comandante Chávez las ventajas y desventajas y los beneficios que este centro comercial nos traería, que además venía con un desarrollo habitacional, sino que además le hice algunos comentarios con respecto al tema político y le dije: “Presidente, si nosotros seguimos expropiando, (porque lo propuse de manera positiva), por qué no desarrollamos un plan donde la expropiación de un bien esté conectado al plan de desarrollo, que esté conectado, que tenga un plan de negocio, que tengamos un plan para la gerencia técnica de esa empresa o ese activo, que le pongamos tiempo e indicadores de desempeño para saber si es verdad que ese activo rinde o no rinde y sino, no sé, se vende, es decir, tener una idea de lo que queríamos hacer”.

Bueno, la respuesta del presidente fue…el presidente me llamó y recuerdo que mi esposa estaba conmigo en ese momento. Ella escuchó la conversación y me dijo que estaba decepcionado y yo: “¿Por qué esta decepcionado, presidente?…”Bueno porque tú me recomiendas que no expropie” y yo: “Bueno, le estoy recomendando que no expropie porque considero que esa es la decisión correcta. Usted sabe que yo no le voy a decir que sí simplemente para que usted se tire por un barranco, no lo voy a hacer”. Hubo otras oportunidades donde le dije que no y ya siendo ministro le dije que no en un tema que también era bien delicado y no se expropió. Me dijo: “Bueno, está bien, asumo tu informe y bueno, está bien, dejemos que los ricos se sigan apropiando del país”. Más o menos esa fue la expresión de él, pero Chávez reflexionó y lo interesante de esto es que cuando tú argumentabas, escuchaba, cuando tú te sentabas con Chávez y le mostrabas un argumento detrás de tu razonamiento, de tu propuesta, él entendía. Podía no estar de acuerdo, a lo mejor no le caía bien, pero la entendía y la respetaba y eso es parte de lo que hay que rescatar de lo que fue Chávez.

Ahora Rafael, recuerdo que durante tu etapa de gobernador hubo muchos comentarios de parte del chavismo sobre algún nivel de decepción de Chávez en relación con alguna de tus posturas, ahora estás contando bueno una diferencia que tuviste con él. Esto fue acumulando circunstancias y después de la muerte, no quiero saltarme la muerte de Chávez violentamente pero sí quiero acelerar un poco los tiempos para después volver a ese episodio y quisiera que me narraras un poco la causa de tu salida del gobierno, o sea, qué es lo que sucede después del año 2013, después de la muerte de Hugo Chávez, porque además, cuando estábamos hablando de la conexión y la relación con los cubanos, inmediatamente ubicaste como algo vinculado a su desenlace. Yo siempre he tenido la percepción sin ningún tipo de prueba de que la muerte de Hugo Chávez no fue accidental, Rafael y quisiera tu perspectiva en relación con este tema. Con el tema de la muerte de Hugo Chávez y tu salida del gobierno. ¿Hay alguna vinculación entre estos dos elementos?

Mira, para explicar lo del 2013, y el por qué salí, por qué debí salir del país fue porque mi vida corría peligro. Es importante tocar un poco el 2012, quizás un poquito más atrás. Una vez que Hugo Chávez informa que tiene cáncer, se comenzaron a mover grupos dentro del PSUV y también fuera del país.

Rafael, déjame hacerte una precisión. En el momento en que se anuncia esto fue a finales del 2011, ¿verdad?, mayo 2011, ¿pero ya se sabía dentro del gobierno que Hugo Chávez tenía cáncer?, o sea estamos hablando del 2010

La información que yo tengo es que antes de que yo fuera a Cuba ya se sabía que tenía cáncer, no lo sabía casi nadie dentro del gobierno.

Te lo pregunto, Rafael porque yo en el año 2010 estuve en el Comando de Campaña de Nicolás Maduro, textualmente. Si quiere que salga Nicolás Maduro a desmentirlo. Yo estuve en el Comando de Campaña que tenía montado él en la terraza de cancillería y mi pregunta inmediatamente fue: ¿Es que el presidente Hugo Chávez no va a ser candidato presidencial para las próximas elecciones? Y la respuesta que recibí de la gente del Comando de Campaña que estaba montado es que hay un sector que lo está tratando de convencer de que no sea candidato pero la enfermedad todavía no era pública.

Hay indicios y yo tengo algunos indicios, algunas informaciones que eso se sabía antes de que el comandante viajara a Cuba y luego anunciara públicamente en el video que en gran parte nosotros vimos. Ahora, pero a partir de ese momento ya se comienzan a generar movimientos mucho más rápidos. Se comenzaron a desarrollar planes para tomas de posición y tomar posiciones para digamos, de alguna manera para asumir el poder ante una posible ausencia de Chávez.

Yo tengo también información de que el cáncer que Chávez tenía no era operable, es decir, que ese cáncer en cualquier institución oncológica, de prestigio, le hubiese dicho “no, vamos a tratamiento pero no se puede operar, ¿ok?. Pero lo operaron. Quién sabe hasta qué punto esa operación alteró el curso de su historia, quién sabe si esa operación aceleró la enfermedad, no sé, ahí sí entramos en el terreno de la especulación. En todo caso, hay que tener muy claro, sino estaríamos siendo ingenuos, que una vez se anuncia el cáncer de Chávez, se empezaron a mover los distintos niveles de poder para quedarse con el proyecto político.

En el momento en el que el presidente Chávez anuncia su enfermedad, tú estás afirmando que hubo una inmediata movilización de ejercicio de poder interno para quedarse con el poder?

Se empezó a ejecutar un plan y se empezaron a crear nuevos planes para crear posiciones dentro del Gobierno.

¿Quiénes estaban ahí?

Déjame hacerte todo el recuento para que por lo menos te podamos precisar eso. No es que hubo un movimiento, desplazamiento directo y empezaron a golpearse, no, no. En algunos momentos eso se pudo saber públicamente y creo que en el año 2011 – 2012, aparecieron algunos reportajes indicando que si el grupo de febrero enfrentado al grupo de izquierda. Nicolás enfrentado a Diosdado o xs, ¿no?, pero en todo caso yo diría que ya la procesión iba por dentro y a partir de ese momento, por supuesto, era parte de ese plan era cómo golpeamos las fichas, digamos de los adversarios para poder debilitarlos y nosotros tener mayor preponderancia militar.

Entonces, se inicia un plan, uno de los planes que se ejecutó fue el plan en mi contra. Ese plan incluyó miembros que participaron de manera directa, miembros de la dirección nacional con apoyos de ministros, apoyos de generales activos.

Rafael, estoy obligado a preguntarte nombres. Si no quieres dar nombres, lo comprendemos

Miembros de la dirección nacional que me acusaban de corrupto porque decían que en su momento, yo, que ellos no se explicaban cómo yo me había comprado una casa como la que tenía y donde vivía en Cantarrana en Maracay, ese por lo menos es uno de los argumentos.

Hay algunas personas que participaron en ese plan que ha fallecido y que no quiero mencionarlo en ese momento porque creo que sería incorrecto que no tuviera la oportunidad de decir lo contrario. Hubo un comandante de la guarnición que estuvo en ese plan y que apoyó a un miembro de la dirección nacional en ese proceso.

Entonces, yo recuerdo en el año 2011 que logramos interceptar un informe que iba para Caracas, supuestamente desarrollado por la Dirección de la inteligencia militar. En ese informe decía, entre otras cosas, que Rafael Isea había comprado el Hotel Maracay con un grupo de empresarios y otras cosas ahí que mencionaban empresarios de Carabobo, Maracay, etc., en una trama que era casi que detectivesca, era casi una novela y yo le hacía la pregunta a las personas: ¿Cómo es que yo puedo comprar el Hotel Maracay siendo propiedad del Estado? o sea, no entiendo, explíqueme cómo eso se puede hacer, pero había gente que se lo creía. Entonces yo cometí la ingenuidad en ese momento porque no estaba muy claro de quién estaba moviendo y cómo se estaba moviendo y yo envié ese informe a Caracas y se lo envié al Ministro de Interior en ese momento que era el señor El Aissami y le dije: “Mira aquí hay un informe que me están fabricando por parte de la DGCIM.

Ahora, recordemos esto, porque existe la segunda pregunta que sigue si es verdad que Chávez perdió la confianza. Chávez nunca perdió la confianza en alguien que le dijera la verdad, jamás, jamás.

Podría ser que Chávez dijera: “Mira, tal persona no la puedo incorporar en un proyecto u otro”, pero que fuese desleal, jamás. En el año 2008, siendo yo Ministro de Finanzas, estábamos haciendo la emisión de bonos, la emisión de deuda del año 2008 para financiar el presupuesto. Esa emisión de deuda en ese momento era aproximadamente creo que tres mil millones de dólares, que era suficiente, pero la demanda subió a ocho mil, nueve mil millones de dólares, lo que estaba requiriendo el mercado. Tú sabes que cuando se emite deuda y en este caso esa deuda se iba a emitir a través de Londres, esa deuda, una vez que tú inicias el cronograma no puedes detenerlo, tienes que seguir y tienes que digamos librar en firmar y hacer la emisión completa la semana siguiente, entonces eso empezaba un lunes y terminaba un lunes. El día domingo, Chávez en el “Aló Presidente”, después del “Aló Presidente”, yo le pedí el informe, estamos listos para la emisión de mañana, son cuatro mil millones de dólares por esto, esto y aquello. Ahí más o menos le informé.

Y él me dice: “¿Por qué no podemos emitir seis mil millones?, ¿por qué no podemos emitir ocho mil millones?”, entonces esas preguntas, por supuesto me generaron duda y le dije “déjeme analizar”. Al día siguiente, para hacer el cuento corto, Chávez me llama y me dice: “Quiero que se haga esta emisión así. Quiero que emitas seis mil millones” y yo le digo: “no puedo”, “¿cómo que no puedes?”, “no puedo, ya la emisión se hizo”, me dice: “¿con permiso de quién?” “bueno, porque usted me autorizó el punto de cuenta, verdad, donde la emisión se debía hacer y usted sabe que eso no se puede parar”. Después de toda una discusión y una conversación muy dura, me pidió un informe y me dijo: “me entregas un informe, ese informe a mí no me satisface, están despedidos”. Hice mi informe, se lo entregué como a las 5:30 de la mañana y a las 7:30 regresó el informe diciendo “muy bien Isea, aprobado, te felicito”. Lo cual demuestra que con Chávez tú argumentabas, estamos hablando del mes de marzo, abril del 2008.

Entérate: Caracas | Denuncian robos y hurtos cometidos por una banda en Los Dos Caminos

Entonces, por supuesto ahí se generaron también una serie de enemigos, pero bueno, el plan en mi contra implicaba entonces generar una distancia entre Chávez y lo primero que tenían que hacer era separarme de Chávez y lo intentaron y luego, por supuesto, atacarme a mí directamente. Nunca se atrevieron a atacarme mientras Chávez estuvo vivo, nunca lo hicieron.

En el año 2012, en el desfile de La Victoria, Hugo Chávez me lanza a la reelección de la Gobernación de Aragua. Primer gobernador del chavismo que Chávez lanzaba a la reelección, 12 de febrero del 2012, eso está grabado.

Luego, durante ese mismo año y años anteriores, esto lo digo para que la gente y sobre todo la gente del chavismo que me ha acusado de traidor y se ha dicho como tú mencionaste que Chávez perdió la confianza en mí y por eso no fui candidato a la reelección. Yo fui miembro del Consejo Federal de Gobierno, durante dos años, probablemente tres, dos años porque empezó en el 2011 como uno de los representantes de los gobernadores. Para entrar en ese grupo, eso tenía que ser aprobado por Chávez. En el 2012 y durante todo el año.

Fui miembro del Consejo General de Policías donde había un solo gobernador y un alcalde. Me acuerdo que era el alcalde José Luis Rodríguez de Miranda en uno de los municipios de Miranda y yo como gobernador y eso fue ratificado por Chávez en el 2012 y así como eso tuvo una gran cantidad de responsabilidades. Entonces cómo es que Chávez me mantuvo en esas responsabilidades pero a la misma vez había perdido confianza.

Quienes conocimos a Chávez sabíamos y sabemos que cuando Chávez había perdido la confianza, lo hacía de una vez y movía a la gente y aquí paso, digamos al evento final. Hay unos detalles que me voy a reservar pues son medio delicados pero debemos recordar que a mediados de la campaña presidencial de Chávez, menciona y nombra como candidatos a Nicolás Maduro, Elías Jaua y a Tarek El Aissami.

Como candidatos a la gobernación de Carabobo y Miranda, así es, lo recordamos

Esto es un hecho público. En otra oportunidad podríamos hablar de por qué sucedió eso, pero tenía que ver con esos movimientos internos, ¿no? e informes van de aquí para allá y de allá para acá.

En medio de todo esto, Chávez y yo mantuvimos ciertas conversaciones, tanto de sus visitas abiertas en campaña y otras. La que te comentaba del Hotel Maracay y otras visitas que lo llevaban a caravanas ni comitivas, que lo llevaban dos vehículos de seguridad y ahí estaba él y una de esas me pregunta Chávez, ¿cómo está la candidatura para la gobernación?. Y le dije: “Mire presidente nosotros ganamos la reelección pero yo le voy a decir lo siguiente: Si yo gano la reelección, no es contra la oposición, es contra la resistencia interna del partido” y el presidente me preguntó “¿cómo es eso? y se lo expliqué y esto lo dejó muy preocupado.

En ese mismo febrero del 2012, luego del desfile nos fuimos a casa de una compañera diputada en ese momento y Aristóbulo, que en paz descanse, me dice que me están acusando de corrupción en la dirección nacional y yo le dije “¿quién?” “tal persona, tal diputada”. Llamé al presidente Hugo Chávez y le dije: “Mire comandante yo necesito ir a la dirección nacional a pedir un derecho” y me dice “¿por qué?” “bueno porque la diputada tal me está acusando de corrupción y me dice “eso no puede ser, eso es muy grave” y le dije “¿tengo su permiso? “sí, anda. Tienes que defenderte” y fui a la dirección nacional y presenté todos mis argumentos y al final hubo una decisión por parte del presidente a un ministro en ese momento para que esa diputada saliera, iba a ser embajada no sé dónde y ninguno ejecutó el plan porque era parte de toda una componenda.

Le expliqué todo eso, nos volvimos a ver en Maracay, durante el 2012 nos vimos dos o tres veces más y en la campaña, la última vez que el presidente fue a la campaña que por cierto durmió en mi casa, esa vez durmió en mi residencia y fíjate tú, dicen que Chávez no tenía confianza pero durmió en mi casa, esas son el tipo de cosas que yo quiero contrastar, ¿no? y en esa conversación, yo le retomo el tema a Chávez y le digo “mire comandante, yo no quiero ir a la reelección porque este triunfo va a ser mucho más perjudicial que beneficioso, tanto para el partido como para mí y yo no quiero ser gobernador por encima, no quiero estarme entrando a golpes con la dirección nacional, miembros de la dirección nacional. No creo que sea mi rol, pero bueno” y lo discutimos y así lo acordamos. Yo lo acordé con el presidente Chávez, no vamos a la reelección y le dije: “Ese espacio está para usted. Usted decida quién va. Cuando Chávez gana el 7 de octubre, que nos llama muy contentos. Gana la reelección, después de felicitarme y conversar un rato le dije “mire comandante, por cierto, recuerde la conversación que sostuvimos. La gobernación de Aragua está abierta para usted” y así se dio y el día martes cuando se anuncia la candidatura, a mí no me sorprendió que no estuviera y por supuesto, a partir de ahí se empezaron a desarrollar una serie de eventos y designan a El Aissami como mi sustituto que no es como él dijo en una oportunidad que lo habían mandado a Aragua porque tenía que sustituir a un hijo que había traicionado a Chávez, no. Lo enviaron a Aragua por un tema muy personal de él con su familia, sus hijos que le ameritaba estar muy cerca del Hospital Cardiológico de Caracas y que de hecho fue la razón por la cual él le manifestó a Chávez que él no podía ser candidato en Táchira y eso nos lo dijo Chávez en público: “Tareck me ha pedido que no puede ser candidato aquí, yo lo entiendo y lo respeto. Buscaremos otro candidato”. Eso lo dijo Chávez en un discurso abierto también.

Entonces, digamos para cerrar todo esto, toda la acusación, todos los señalamientos en mi contra, todo lo que se dijo contra mí, tiene y tuvo un fin fundamental: Generar escarmiento, en primer lugar para cualquiera que gozara alzarse contra Maduro o en contra de las políticas; un escarmiento para el 4 de febrero, porque yo vengo del 4 de febrero y ese, digamos era el sector con mayor, el sector con más temor, digamos este grupo de izquierda, yo le llamo “la izquierda trasnochada”, tenía con respecto a la disputa contra el poder.

Dos elementos: Uno. fallece Hugo Chávez y me designan, me pide que me vaya a Chile como embajador y yo le dije que no. Yo sabía que me iban a sacar del juego y les dije: “Mira, yo no voy a ir a Chile, si yo creo que debo estar aquí en el país, mi rol está aquí, mi puesto está aquí y este es un momento para llamar a la unidad, del liderazgo del chavismo porque este es un evento muy grave para nosotros, es la pérdida del líder, pero bueno, no, así no se dio.

De nuevo, si es que Chávez me sustituyó porque había perdido la confianza y era un corrupto, por qué me nombra en el banco del Alba. Me nombra Nicolás Maduro en el banco del Alba. Entonces, todo eso que se generó fue una excusa para atacarme, para seguirme y para demostrarme que ellos iban a ser implacables en perseguir a cualquiera que hubiese estado al lado de Chávez, con los medios que ellos tuviesen disponibles, incluso atentando contra su propia familia para lograr su objetivo que al final era quedarse con el poder.

2013. ¿Qué pasa en 2013, por qué te vas de Venezuela? Has dicho que una de las cosas de todo este desprestigio que lanzan en contra de ti desde el punto de vista de la corrupción es porque te levantaste en contra de Maduro, pero no has dicho qué fue lo que pasó concretamente. ¿Por qué Maduro y el gobierno de Maduro arremete contra ti? ¿Por qué Tareck El Aissami se convierte en la pieza principal de ataque en contra de ti? ¿Por qué tienes que irte del país y por qué Estados Unidos?

Mira, ahí hay elementos y preguntas que quizás la tienen que responder ellos. Yo tengo indicios del por qué y uno de los indicios que te comentaba de lo que ocurrió en el 2012 que es un tema delicado que yo me reservo en caso de que tenga que hacerlo público, pero fíjate, luego de la muerte de Chávez, estando en la Academia Militar, Tareck El Aissami me llama aparte. Estábamos en el patio de armas de la Academia Militar y Tareck El Aissami me dice: “Isea, hay un informe que me llegó que tu hermano está involucrado en no sé qué cosas de unas máquinas, pero quiero que sepas que eso queda enterrado, que eso queda en el olvido. Ya yo hablé con Nicolás”. Yo le dije: “Mira Tareck, yo en lo personal no tengo ningún problema en que se investigue lo que se quiera, lo que no me gustaría es que armen un show, lo que no me gustaría es que las cosas se tergiversen y al final eso fue lo que terminó pasando.

Ahora, ¿cuáles son los elementos que activan o disparan sus deseos de meterme preso? yo creo que la intención era simplemente convertirme en un chivo expiatorio de la primera cabeza de la supuesta lucha contra la corrupción que fue una bandera que Nicolás lanzó durante todos esos meses y que decía caiga quien caiga.

Y ahora es la mano de hierro, tiene todos estos años con la misma campaña, lo único que hace es cambiarle el nombre

Exacto, nueve años después tenemos una corrupción galopante en el país, lo cual indica que simplemente fue una bandera del momento. No existe una verdadera intención de luchar contra la corrupción en Venezuela, pero además de eso es a mi y esto sí te lo puedo informar. El día 5 de julio, Luisa Ortega, fiscal para ese momento me dice “Rafael tienes que cuidarte” y yo le digo ¿por qué?, “bueno porque este señor te quiere meter preso a ti y a tu hermano como de lugar” y yo le dije “¿con qué caldo están los elementos?” y me dice “no me hagas esa pregunta porque tú sabes que eso no funciona así, busca a alguien que te proteja, busca a alguien que te defienda, porque este señor se mete en la fiscalía diciendo que tiene autorización del presidente y él es el que está manejando lo fiscal”.

Entonces imagínate tú, ante ese escenario, bueno, empiezo a pedir espacio para conversar. Recuerdo que ahí mismo le pedí a Diosdado una entrevista, nunca se dio; también hablé con Aristóbulo. Hablé con dos o tres personas y nunca hicieron nada. Conversé con otras personas, con Miguel Rodríguez Torres a quien por cierto tienen detenido de manera injusta, ilegal e inhumana y Miguel me escuchó, escuchó mis preocupaciones e intentó mediar en algunos espacios pero cuando yo me di cuenta que estaba fundamentalmente solo, cuando entendí que era simplemente yo contra Tareck y quién sabe quiénes más, porque al principio pensaba que era solamente Tareck, después me di cuenta que no, que había mucho más allá y dije “bueno, si me quedo aquí, me acaban y me van a acabar”, porque ya yo era culpable de cualquier acusación antes de haber fabricado los expendientes, ya yo era culpable y por lo tanto, en la situación de Venezuela que conocemos, además de la situación del sistema judicial, era imposible que yo pudiera defenderme de manera transparente.

Yo era parte de un show humillante. Ya que está el hijo de Chávez que lo traicionó, va preso y después de eso, la información que yo tengo es que venía a liquidación física, esa es la información que yo tengo.

¿De parte de quién? ¿de parte del Gobierno de Maduro?

Había un sector que me quería ver muerto, un sector que me quería ver muerto y utilizaron algo que es muy grave dentro del chavismo que es llamarlo a uno “traidor a Chávez”. Esa es una de las acusaciones más graves que podía verse dentro del chavismo, que por cierto el chavismo no es el que está gobernando el país, estamos hablando del madurismo, el chavismo está en los corazones del pueblo.

Pero Maduro lo escogió Chávez y se dice “chavista”

No podemos culpar a Chávez y decir que fue Chávez que se equivocó. Todos tenemos errores, sin duda, pero el que yo creo que se equivocó Maduro que no supo entender la misión que dio Chávez y no supo entender el momento histórico que le correspondía jugar y lo asumió como un tema muy personal y ahí estaba.

El país es producto de eso, no es producto de otra cosa. Hay elementos que afectan, sí, hay elementos que han exacerbado como las sanciones y las sanciones económicas han exacerbado la situación del país, pero las sanciones no explican la situación del país, es un problema fundamentalmente político.

Entonces tengo que salir del país y yo primero salí a dominicana y estuve con mi esposa con mis dos hijos desde julio hasta septiembre. Mira, buscamos trabajo, habíamos empezado a trabajar, habíamos alquilado la casita, ya los niños estaban en la escuela, yo jamás tuve planes de salir de Venezuela. Yo jamás tuve planes de abandonar mi país, de dejar mi proyecto político pero no me quedó otra y nadie iba a llorar por mí, muy poco, mi mamá, sí, del resto, nadie, muy pocos.

Estaba en dominicana y me informan que hay un grupo que se reunió para armar un plan para traerme a Venezuela a como diera lugar, estamos hablando ya finales de agosto, principios de septiembre.

¿Estamos hablando de una brigada especial, de un operativo de secuestro?

Era un grupo de comando de unas cinco o seis personas que se iban a infiltrar en dominicana, me iban a buscar y me iban a llevar.

Pero por instrucciones de Maduro, de los aparatos de Estado…

De alguien de mucho poder dentro del Gobierno, supervisado por un director de organismo de inteligencia.

O sea que iba a ser ejecutado desde el Estado, de las estructuras del Estado

Por supuesto. Hubo una reunión que Tareck El Aissami dijo: “A Isea lo traigo a Venezuela vivo o muerto, pero lo traigo”, pero además de esa información, a los cinco días me dicen que ya el grupo está formado. “Ya formaron el grupo y ya están preparando el plan y van a hacer el reconocimiento y todo lo demás. Cuídate”. Bueno, no me quedó otra que movernos y no me quedó otra que resguardar mi vida y la de mi familia, mi esposa, mi hija y mi hijo y yo me dije “¿A cuál país del mundo? ¿En qué país del mundo yo puedo estar que esta gente no pueda alcanzarme o por lo menos que no se le haga tan fácil? El único país era Estados Unidos. El único y lo hemos visto. Hay personas que se han ido a otros países y bueno, ya están con distintas situaciones.

Entonces yo decido. Yo estoy solo, me dejaron solo, me quieren ver muerto, velo por mi vida y por mi familia. Creo que todo el mundo o cualquiera hubiese hecho lo mismo.

¿En calidad de qué te fuiste a Estados Unidos?, ¿eres testigo protegido?

A mí se me ha acusado de todo lo que se les ha ocurrido. Un testigo protegido es una persona que ha presenciado un crimen y que por haber presenciado un crimen o crímenes, a través de un proceso de arreglo, forma parte de una investigación para acusar a alguien o algo. Yo no estoy ni he pertenecido en ningún programa de testigo protegido. ¡En lo absoluto!, pero esa imagen de nuevo encaja dentro de la imagen de traidor a Chávez. Encaja dentro de la narrativa y encaja dentro de esa idea de vamos a enlodarlo lo más que podamos para que cuando él abra la boca, no le crean.

¿En calidad de qué entonces estás en los Estados Unidos?

Cierro este tema con esto. Llego a Estados Unidos, llegué en septiembre de 2013 y aquí tenemos ya nueve años y se los digo de frente: No me arrepiento. No me arrepiento porque cuando yo veo a mi hija creciendo, cuando veo a mi hijo creciendo y graduándose. Cuando veo a nuestra familia trabajando y saliendo adelante y luchando contra las mismas necesidades que luchan la gran mayoría de los inmigrantes, yo me digo a mí mismo que valió la pena. No me arrepiento. Digan lo que digan pero yo no me arrepiento y debo decir además también que yo estoy sumamente agradecido con el Gobierno de Estados Unidos, con sus instituciones que me permitieron estar aquí con mi familia, que nos han permitido resguardarnos, que han permitido que nuestras vidas fueran resguardadas ante una muerte segura en manos de grupos políticos en Venezuela que lo único que ansían es el poder y el dinero.

¿Pero entonces sí llegaste de la mano del gobierno de los Estados Unidos?

Yo entro acá por una medida humanitaria para resguardar mi vida, eso es lo más importante, pero no entro dentro de ningún programa de protección que como dicen por ahí “fue a sapear”, pero no, en lo absoluto. Yo aquí trabajo como cualquiera, mantengo mi propio nombre, tengo mi dirección pública, tengo mi registro público.

Salió en estos días una imagen trabajando en Amazon, ¿estás trabajando en Amazon?

No, ahorita no, eso se terminó en ese momento por razones obvias. Recibí mensajes de amenazas que fueron remitidos a los organismos de seguridad de este país y bueno tuve que moverme, pero sigo trabajando en otra parte, sigo trabajando en otro espacio haciendo lo que me corresponde hacer para brindarle estabilidad a mi familia.

¿De qué ha vivido Rafael Isea durante estos nueve años?

De mi trabajo y ahí están todas mis declaraciones de impuestos, pero de nuevo, yo no tengo por qué convencer a nadie y no me importa lo que nadie piense de cómo vivo yo en Estados Unidos. Cada quien que se haga la idea de lo que Rafael Isea es o hace. Yo estoy muy tranquilo con mi conciencia de lo que hago y de quién soy. En este momento nos sentimos muy contentos porque estamos avanzando y porque seguiremos avanzando.

Tuviste la oportunidad de tener la información a tiempo y tomar la medida para irte del país, pero ni Baduel ni Rodríguez Torres pudieron hacerlo, ¿cuál es tu opinión en estos dos casos? en especial Baduel porque te he escuchado defender con mucha lealtad a Hugo Chávez Frías pero Baduel fue un preso político de Hugo Chávez Frías

Cuando se produjo el fallecimiento del General en Jefe, Raúl Isaías Baduel, yo lo expresé por vía Twitter un gran dolor. Me causó un gran dolor primero porque para mí no existe nada por encima de la dignidad del ser humano, nada, absolutamente nada. No puede existir ningún poder en la tierra que vaya por encima de la dignidad de un ser humano.

A Baduel se le atropelló como ser humano, como General de la República, se le humilló, se le degradó, se le violaron los derechos de manera consecutiva, de manera sistemática y al final lo llevaron a la muerte.

Similar sucedió con Miguel Rodríguez Torres como ha sucedido con decenas de militares. Yo en verdad siento vergüenza de que los militares de nuestro país que hayan permitido que esas cosas ocurran, bajo la excusa de que esos son traidores.

Hay una Constitución. El proyecto que yo defiendo es la Constitución del 99.

Tú me decías hace un momento que si yo defendía al chavismo, al socialismo del siglo XXI.

¿Sigue siendo Rafael Isea chavista, antiimperialista y socialista?

Mira yo soy, Rafael Isea es especialmente el mismo del 94 que caminó al lado de Hugo Chávez cuando muchos de los que hoy ostentan el poder y disfrutan en el poder, ni siquiera se acercaban por vergüenza o por miedo. Yo soy el mismo que caminó al lado de Hugo Chávez construyendo la agenda alternativa bolivariana, que construyó la opción para la vía democrática del año 97, que lo acompañó en el proceso electoral del año 98, que lo acompañó en los primeros años de gobierno, que apoyó a Hugo Chávez en los distintos espacios donde tuve la oportunidad de participar y apoyó y movilizó hasta donde pude para la construcción y la creación de la Constitución del año 1999. Yo soy el Rafael Isea del respeto de los Derechos Humanos, soy el Rafael Isea del respeto a los derechos de los campesinos, de los trabajadores, del respeto al debido proceso, del respeto al derecho a la presunción de inocencia, yo soy el Rafael Isea defensor de un sistema educativo de alto nivel, que prepare a los venezolanos hacia el futuro como sociedad, yo soy el Rafael Isea que defiende la necesidad de un sistema de salud donde todos tengamos la oportunidad de mantener nuestra salud física y mental.

Si lo quieres poner de alguna manera, yo soy Rafael Isea del chavismo originario, ese que acompañó a Chávez desde el principio. Yo me declaro chavista originario, si lo queremos ver así.

Defensor de la Constitución de 1999 que además creo que es el plan que se debe trabajar y con el que debemos trabajar para empujar la salida que el país necesita.

Si tienes a Maduro en estos momentos de frente, ¿qué le dirías?

Que abra los espacios para la participación democrática del país, que no le tenga miedo a eso, que dejemos de un lado la permanencia eterna en el poder, que eso le está haciendo mucho daño al país y daños irreparables, daños estructurales que van a durar mucho tiempo. Va a costar tiempo, esfuerzo y dinero para recuperarlo. Que no vale la pena sacrificar al país simplemente para él mantenerse en el poder y mantener en el poder a quien lo rodea.

Tiene una gran oportunidad para el 2024, sabe que tiene una excelente oportunidad para demostrar verdaderamente que tiene algo de corazón democrático. Que permita una participación democrática abierta, que permita una participación sin persecución, sin estar descalificando candidatos, sin estar utilizando las instituciones del Estado para sacar candidatos de la contienda, que se respete que cada candidato y cada candidata haga la campaña que tenga que hacer, pero no solamente a Maduro, yo también le tengo un mensaje a la oposición venezolana. Ya hay que dejar el golpismo de un lado, el golpismo no va a resolver los problemas en Venezuela, Chávez desmontó las estructuras del golpismo en Venezuela y eso es otro tema para discutirlo, pero en Venezuela no hay otra vía que no sea la negociación política y la elección democrática.

Quien esté añorando y soñando con una vía distinta, no solamente está perdiendo el tiempo, sino que además está pensando y aspirando un grave daño adicional para el país, esa es mi posición.

También puede leer en Punto de Corte:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *