Estampida en Wall Street tras la caída histórica del índice Dow Jones

Los mercados de todo el mundo sufrieron reveses este martes tras una cascada de ventas en Wall Street, planteando el temor a que un retroceso potencialmente beneficioso de los recientes máximos récord pudiera convertirse en un mercado en contracción.
wall treet dow jones

Loading

Caracas, 06 de febrero de 2018/.- Los mercados de todo el mundo sufrieron reveses este martes tras una cascada de ventas en Wall Street, planteando el temor a que un retroceso potencialmente beneficioso de los recientes máximos récord pudiera convertirse en un mercado en contracción.

La tendencia de ventas, que ganó fuerza el lunes cuando el índice industrial Dow Jones registró su mayor porcentaje de caídas desde agosto de 2011, comenzó por el temor a que la Reserva Federal de Estados Unidos suba las tasas de interés más rápido de lo que muchos expertos habían previsto a la luz del alza del crecimiento salarial.

“Si los inversionistas miran al crecimiento de las ganancias subyacentes y los fundamentos de la economía global, hay motivos para el optimismo”, dijo Neil Wilson, analista de mercado de ETX Capital.

“Sin embargo, una vez comienza esta estampida es difícil pararla”.

Uno de los indicadores más golpeados el martes fue el índice Nikkei 225 de Tokio, que cerró un 4,7% más bajo a 21.610,24, tras registrar pérdidas durante la jornada de hasta el 7%.

Todas las otras bolsas asiáticas cayeron, incluido el índice Compuesto de Shangai, que cerró un 3,4% abajo, en 3.370,65, y el Hang Seng de Hong Kong, que cerró con pérdidas del 5,1%, en 30.595,42.

El índice de referencia australiano S&P ASX 200 cayó un 3,2% a 5.833,30, mientras que el Kospi de Corea del Sur declinó un 1,5% a 2.453,31.

El FTSE 100 de títulos británicos destacados perdía un 1,8%, a 7.206, mientras que el CAC 40 en Francia caía un 1,4%, a 5.212, y el alemán DAX cotizaba con pérdidas del 1,9% a 12.441.

“Parece que la única esperanza para los mercados en este momento es que los inversionistas decidan de pronto que las ventas se han excedido un poco”, señaló Connor Campbell, analista financiero en Spreadex.

El detonante para la racha de ventas fueron las estadísticas de empleo del pasado viernes en Estados Unidos, que mostraron un aumento de los salarios en el país. Para muchos operadores, eso era un indicio de que la Fed tendrá que subir el ritmo de sus alzas de tasas, ya que los salarios más altos pueden impulsar la inflación.

La apertura de Wall Street el martes podría ser determinante, y los mercados a futuro apuntaban a una leve mejoras, con alzas del 0,6% en los futuros del Dow y del 1,2% en los futuros del S&P.

El Dow Jones cerró el lunes con caídas del 4,6%, a 24.345,75, mientras que el S&P 500 se hundió un 4,1% a 2.648,94. No se han registrado descensos como esos desde agosto de 2011, un momento de inquietud entre los inversionias por la crisis de deuda europea y el estancamiento en Washington sobre el techo de deuda que provocó una rebaja en la calificación de la deuda estadounidense.

Aun así, mientras las bolsas se llevaban el golpe, otros activos financieros se volvían más atractivos para los inversores. El oro, por ejemplo, subió un 0,5% a 1,343 dólares la onza.

AP

Vea otras informaciones sobre mercados mundiales aquí en Punto de Corte.

0 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS