22 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

(Opinión) El odio de Gerardo Márquez: ¿actuará usted, ciudadano Fiscal? Por Enrique Ochoa Antich

Enrique Ochoa Antich se dirige a Maduro y el alto gobierno para que "ponga un límite" a Con el mazo dando
Caracas, 13 de septiembre de 2021
@eochoa_antich

La poca gente reunida vitorea al candidato. Impuesto por Caracas, burlador y tramoyero, pateando las primarias del PSUV trujillano, pero es el candidato. Así que los camaradas aplauden… a ritmo burocrático.

Helo allí, subiendo a la tarima. El designado saluda sonriente, sudoroso, trémulo. Yo lo recuerdo, encalabozado por el 4F. Y -quien te ha visto y quien te ve- alcanzo a evocarlo también como furibundo oposicionista en los días del 11A. País de paradojas el nuestro.

El designado saca cuentas y se dice: Si la oposición participacionista va dividida, y si los del colaboracionismo mariacorinista llaman a la abstención, con un 25, 30 % puedo ganar la gobernación.

Pero necesita que no haya disidencias entre los suyos. Nombrado por la cúpula caraqueña y con su mancha antichavista en los tiempos tumultuosos del 2002, requiere exaltar los ánimos del sectarismo más primitivo, las teclas fascio-comunistas del partido-Estado: Todas las instituciones, toda la administración para los míos, rumia para sí. Y entonces, para que no quede duda alguna, desgañitándose como un poseído, suelta esta frase como una pedrada:

-Tienen que ayudarme… Donde haya un “escuálido” en la administración hay que sacarlo a coñazos.

Elegante, muy democrática pieza oratoria que no debería pasar desapercibida para quienes desde el chavismo-madurismo aseguran querer reinstitucionalizar a la república y reconciliar a la nación. ¿Y la Ley contra el Odio?, se pregunta uno: ¿sólo se le impone a los opositores?

Por lo que a este escribidor toca, hemos remitido la respectiva denuncia al Fiscal General y al presidente y vicepresidente del CNE. La misma dice como sigue:

Caracas, 13 de septiembre de 2021

Tarek William Saab
Fiscal General de la República
Su despacho.

C/c Pedro Calzadilla y Enrique Márquez
Presidente y Vicepresidente del Consejo Nacional Electoral

Me dirijo a usted a los fines de denunciar al ciudadano Gerardo Márquez, candidato del PSUV a la gobernación de Trujillo, por la comisión del delito de odio previsto en la Ley Constitucional Contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia publicada en la Gaceta Oficial N° 41.274 de fecha 8 de Noviembre de 2017.

Es el caso, ciudadano Fiscal, que el candidato del PSUV a la gobernación de Trujillo, Gerardo Márquez, lanzó una amenaza contra los opositores en esa entidad, convocando a sus seguidores para sacar a golpes a los “escuálidos” de la administración pública.

Márquez realizó un evento electoral y allí pronunció un discurso parte del cual se ha difundido por las redes sociales, y en el que se le oye proferir insultos contra la oposición.

“Tienen que ayudarme… Donde haya un escuálido en la administración pública, hay que sacarlo a coñazos”, expresó Márquez mientras era aplaudido por los seguidores de la tolda roja.

Curiosamente, Márquez fue opositor al gobierno del presidente Hugo Chávez y en 2002 y 2003 fue miembro de la extinta Coordinadora Democrática, la coalición opositora a Chávez. O sea, que fue propiamente un “escuálido”.

Según han informado algunos medios de comunicación, el nombramiento de Márquez como candidato del PSUV en Trujillo, ha sido duramente criticado por quienes lo consideran una imposición. Márquez no compitió en las elecciones primarias del partido, en las que ganó Hugo Cabezas con 46,25%. Sin embargo, la dirección del PSUV nombró a Gerardo Márquez como el candidato.

Los conceptos emitidos por Márquez nos hablan de una expresión grotesca de lo que yo he llamado el partido-Estado, es decir, un modelo según el cual instituciones que de acuerdo a la Constitución deben ser autónomas e independientes a los fines de servir de contrapeso democrático al Poder Ejecutivo, terminan siendo fusionadas al partido de gobierno de modo que todos los Poderes Públicos se someten a su totalitario arbitrio.

Márquez no sólo anuncia así la comisión de una violación de la Constitución sino que comete de hecho un delito de odio. Veamos:

• El artículo 145 de la Constitución de la República consagra que Los funcionarios públicos y funcionarias públicas están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna. Su nombramiento o remoción no podrán estar determinados por la afiliación u orientación política.

• Por su parte, el artículo 20 de la Ley contra el Odio establece el siguiente delito: Quien públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas, en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político, de orientación sexual, de identidad de género, de expresión de género o cualquier otro motivo discriminatorio será sancionado con prisión de diez a veinte años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados.

Es claro que el ciudadano Gerardo Márquez ha cometido este delito, por lo que pedimos formalmente al Ministerio Público se disponga de oficio, vía notia criminis, a abrir la investigación del caso y a sancionar a quien con desparpajo ha incitado al odio y a la discriminación contra quienes en Trujillo ejercen, como la mayoría del país, su derecho democrático y constitucional a oponerse a la gestión publica del actual gobierno.

Remitimos copia de esta correspondencia al presidente y vicepresidente del CNE a los fines de que también en esa institución se adelanten los procedimientos del caso.

Al despedirme, me suscribo de ud.,

Enrique Ochoa Antich

*Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus autores, quedando entendido que son responsabilidad de sus autores

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *