Punto de Corte Inicio » (Opinión) El odio de Gerardo Márquez: ¿actuará usted, ciudadano Fiscal? Por Enrique Ochoa Antich