Reuben Morales | El 24 debate con el 31

El 24 llegó puntual, peinadito y con su suéter de lana. El 31, en cambio, llegó tarde, despeinado, con un trago en la mano
Navidad

Loading

El 24 llegó puntual, peinadito y con su suéter de lana. El 31, en cambio, llegó tarde, despeinado, con un trago en la mano.

Llegó la disputa más esperada (y no es si la hoja del papel higiénico debe colgar hacia la pared del baño o hacia afuera).

Es que tras discutir en mi familia con quién pasábamos el 24 y con quién el 31, decidí juntar a estas dos fechas emblemáticas para hacer un debate.

Entonces las cité en un territorio neutral: la casa del señor 28 de diciembre, asumiendo así de entrada la inocencia de ambas.

El 24 llegó puntual, peinadito y con su suéter de lana. El 31, en cambio, llegó tarde, despeinado, con un trago en la mano y diciendo que no le quitaran las llaves del carro, porque él maneja mejor que chofer de ambulancia. Y así comenzó el debate:

Yo: Ya saben las reglas. Se escuchan, se hablan con respeto y nada de lanzarse a la cara fuegos artificiales. Recuerden que esta es una noche de paz… noche de amor.

El 31: ¡Vendido!… ¡Eso es un villancico del 24!… ¿Qué?… ¿Acaso te dio un regalito para comprarte?

El 24: Para nada. Si él hasta me dijo que iba a recibir el año contigo.

El 31: ¿Ves?… Porque yo soy un tipo de reglas claras. En mi casa se espera hasta las doce, comemos uvas y después todo el mundo rumbea. No como tú, que siempre andas con un misterio y nadie sabe si se pueden abrir los regalos en la noche o en la mañana del 25.

El 24: Pero soy transparente. No como la gente contigo, que hace propósitos de año nuevo a viva voz y a tus espaldas no los cumple.

El 31: Porque se les olvidan gracias a todo el licor que les doy. No como tú, que sólo das vinito y ponche crema…

El 24: Porque yo cuido a la gente. No como tú, que los emborrachas y los dejas con complejo de proctólogo, porque después terminan mandando mensajitos y que “Feliz ano”.

El 31: ¡Claro! Porque yo soy para echar broma. No como tú, que pareces un comunista, racionando regalos. Que si uno hoy y mañana otro… ¡Y eso si se portan bien con Nicolás el rojo, rojito!

El 24: Ajá, pero si todos la pasan tan bien contigo, ¿por qué hay alguien que siempre termina llorando a las doce?

El 31: Por tu culpa, que les hiciste gastar en regalos todo lo que tenían ahorrado.

El 24: ¿Y también es mi culpa que gracias a ti amanezcan con tremendo dolor de cabeza?

El 31: Pero al menos duermen tranquilos. En cambio, contigo tienen que madrugar a las siete de la mañana del 25 porque los niñitos quieren abrir los regalos.

El 24: Sí, pero sigue siendo diciembre y pueden flojear. En cambio, uno amanece el primero de enero y eso parece domingo, que sabes que ya viene el lunes.

El 31: Ay, pero tú, hecho el loco, te sabes todo de mí. ¿Qué?… ¿Te gusto?

El 24: Pero cómo no voy a saber, si mi mascota se la pasa chillando por todos tus fuegos artificiales. Además, yo hasta dejé de comprar uvas porque a la quinta campanada ya me atragantaba y terminaba casi ahogado.

El 31: Bueno, ¿pero esto es para debatir o hacer llorar? Ni que yo quisiera lastimar a la gente.

El 24: Entonces hagamos algo. Ven y recibe el año en mi casa a ver si esta vez te tranquilizas un pelo.

El 31: ¿En serio?… Bueno, yo voy, pero si tú prometes cumplir tu propósito de año nuevo.

El 24: Cuenta con eso, porque de hecho ya tengo uno en mente.

El 31: Sí, ¿cuál?

El 24: Que aprueben una ley para que en tu día haya ley seca.

El 31: ¿¿¿Qué??? ¿¿¿Estás loco??? ¿¿¿Qué te pasa, pues???

Yo: ¡Bueno, bueno, a ver!… ¡Se me tranquilizan! Lleguemos mejor a un veredicto para saber cuál de los dos es mejor. Y para eso consultemos al único testigo que tenemos acá: el señor 28 de diciembre. ¿Qué opina usted? ¿Quién ganó este debate?

El 28: Para mí, hay empate.

El 24, el 31 y yo: ¿¿¿Quééé???

El 28: ¡Ja, ja, cayeron por inocentes!… Porque mejor es el Día de Reyes, que nadie se molesta y uno lo pasa en la playita.

El 24 y el 31: ¡Noooo!

El 28: ¡Que tengan una feliz Navidad!

El 31: ¿Y para mí qué?

El 28: ¡Ah verdad!… ¡Feliz ano!

Twitter: @ReubenMoralesYa

Correo electrónico: moralesreuben@yahoo.com

Reuben Morales es Comediante / Profesor de Stand-Up comedy / Escritor de Humor

Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones emitidas por el autor de este artículo

También puede leer más noticias en Punto de Corte

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS