19 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Efecto Cocuyo cuestiona la validez de encuesta electoral de IMC Orientación

Según Efecto Cocuyo, IMC Orientación habría creado su página web apenas dos días antes de la publicación de su primera encuesta.
Efecto cocuyo cuestiona a encuestadora

El diario digital independiente Efecto Cocuyo ha cuestionado la validez de una encuesta electoral realizada por IMC Orientación, la cual otorga un notable 45% de intención de voto al actual presidente Nicolás Maduro.

Según Efecto Cocuyo, IMC Orientación habría creado su página web apenas dos días antes de la publicación de su primera encuesta, sin que existan evidencias suficientes para respaldar el dato de 45%.

La metodología detrás de esta encuesta, la selección de la muestra y los procedimientos utilizados, recibieron críticas por parte de diversos sectores. Efecto Cocuyo destaca la necesidad de mayor transparencia y rigor en el diseño y ejecución de encuestas electorales, especialmente en un contexto político tan delicado como el venezolano.

Los resultados de esta encuesta han generado un amplio debate entre los expertos en temas electorales y la opinión pública. Mientras algunos ven esta encuesta como un indicador de la popularidad de Maduro, otros la consideran poco fiable debido a las irregularidades en su metodología y la falta de información sobre IMC Orientación.

Efecto Cocuyo ha solicitado a IMC Orientación que brinde más detalles sobre su metodología y procedimientos para asegurar la credibilidad de sus encuestas. El diario ha reiterado su compromiso con el periodismo riguroso y el acceso a la información veraz en un momento crítico para la democracia venezolana.

La discusión sobre la validez de esta encuesta destaca la importancia de una prensa independiente y crítica, capaz de cuestionar las narrativas oficiales y brindar información confiable a la ciudadanía. En un momento en que la información es un recurso vital para tomar decisiones informadas, la labor de medios como Efecto Cocuyo resulta fundamental para preservar la transparencia y la calidad del debate público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *