15 julio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

¿Qué se juega Cuba con el Referéndum al nuevo Código de las Familias?

Este 25 de septiembre unos ocho millones de cubanos participaran en el referéndum que busca actualizar el Código de las Familias.
Cuba Referéndum Código de las Familias

Caracas.- Este 25 de septiembre se someterá a referéndum en la República de Cuba el Nuevo Código de las Familias.

Alrededor de unos ocho millones de cubanos participaran este domingo en el referéndum que busca actualizar el Código de las Familias, promulgado en 1975.

Esta votación definirá por mayoría simple si se legaliza la propuesta de aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, aprobar medidas de protección a las mujeres en casos de violencia de género intrafamiliar y habilitar la gestación subrogada, entre otras novedades que tiene este nuevo Código de las Familias.

Para los ciudadanos cubanos,  este mecanismo es atípico, ya que históricamente esta sería  la tercera vez que los cubanos son convocados a un referéndum en 46 años.

La primera vez fue para modificar la Carta Magna en 1976 y  el otro reciente, en febrero de 2019, que muchos analistas consideran como el antecedente inmediato del proceso actual y que tendrá carácter vinculante.

Hasta los momentos, Cuba es un país con un sistema autoritario, donde la mayoría de los medios de comunicación responden a la ideología del Partido Comunista de Cuba (PCC), solo ha sido posible desarrollar el debate de este Código a través de las redes sociales y medios de prensa independientes.

¿Conozcamos el trasfondo de este Código de las Familias que se somete a Referéndum?

Matrimonio entre personas del mismo sexo

Si gana el Sí este domingo, Cuba se convertirá en el noveno país de América Latina en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, luego de Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, Ecuador, Costa Rica y México.

El código anterior se refería al matrimonio como “la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer”, ahora el nuevo texto lo nombra como “la unión voluntariamente concertada de dos personas con aptitud legal para ello, con el fin de hacer vida en común, sobre la base del afecto, el amor y el respeto mutuos”.

Junto con esa disposición, el nuevo Código de las Familias reconocerá una diversa gama de filiaciones que trascienden la consanguinidad.

Fin del matrimonio infantil

El Código de 1975 habilita la posibilidad excepcional de formalizar un matrimonio infantil con aprobación y consentimiento de los padres, “siempre que la hembra tenga, por lo menos, 14 años cumplidos y el varón 16 años”, según se interpretaba en el texto original.

Con el nuevo proyecto se afirma que “la capacidad de las personas para formalizar matrimonio se alcanza a los dieciocho (18) años”.

Disposiciones ante la violencia de género

El nuevo Código reconoce los hechos de discriminación y la violencia en el ámbito familiar y afirma que los mismos “constituyen expresiones de violencia familiar el maltrato verbal, físico, psíquico, moral, sexual, económico o patrimonial, la negligencia, la desatención y el abandono, ya sea por acción u omisión, directa o indirecta”.

Además, establece que se trata de un “asuntos de urgencia” y que, por tanto, son de tutela urgente. “Quien se considere víctima tiene derecho a denunciar y a solicitar protección inmediata de las autoridades correspondientes”, añade el articulado que se someterá a votación popular este domingo.

Legalización de la gestación subrogada o alquiler de vientre

Denominada en el nuevo texto como “Gestación solidaria” y conocida popularmente como “alquiler de vientre”, Cuba podría sumarse a la limitada lista de países que reconocen la gestación subrogada, ampliamente cuestionada por los conflictos éticos que conlleva.

Sin embargo, el nuevo código plantea una serie de condiciones para ejecutarse, entre ellos, que debe ser por motivos altruistas y de solidaridad humana y que no puede estar mediada por ningún “tipo de remuneración, dádiva u otro beneficio”.

La lucha del “sí” contra el “no”

El texto y su aprobación han sido objeto de una intensa campaña por parte de las autoridades cubanas, que han inundado las redes sociales con los hashtags #CódigoSí y #YoVotoSí.

“Voto Sí por un Código que garantiza el bienestar y la felicidad de todas las personas y todas las familias. Voto Sí por una norma que reconoce a niñas, niños y adolescentes como sujeto de derechos #YoVotoSi #CódigoSí”, escribió por su parte la diputada Mariela Castro Espin, hija del difunto Raúl Castro, sexóloga y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

Sin embargo, las voces contrarias al referéndum se han hecho escuchar, y también podrían expresarse este domingo a través del “No” o de la abstención

El pasado 12 de septiembre, la Iglesia católica de Cuba difundió una carta firmada por un grupo de obispos donde afirmaron que ven “con desilusión” la incorporación en el Código de una serie de propuestas que, afirman, son “notoriamente cuestionadas por parte de la sociedad” y “polémicas al sentir mayoritario del texto”. Además, rechazaron los elementos provenientes de lo que ellos definieron como “ideología de género”.

Perspectivas

Ante la ausencia de encuestas confiables, la nula cobertura de medios opositores y la escasa presencia de organizaciones internacionales, los resultados de la votación de este domingo permanecen inciertos.

Mientras tanto, expertos anticipan que un rechazo al nuevo texto podría ser utilizado por el Estado como un argumento en favor del funcionamiento de las instituciones democráticas cubanas.

Vea también en Punto de Corte

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *