CPI confirmó condena a 25 años contra Dominic Ongwen por crímenes de lesa humanidad en Uganda

Dominic-Ongwen

Loading

La Corte Penal Internacional (CPI) desestima este 15 de diciembre el recurso del excomandante condenado, el ugandés del Ejército de Resistencia del Señor (ERS), Dominic Ongwen, y confirma la condena a 25 años de prisión por crímenes de guerra y lesa humanidad, al considerar que se cometieron “cuando era ya un adulto”.

La Sala de Apelaciones consideró que Dominic Ongwen desarrolló “un papel clave” en los crímenes cometidas por el ERS, entre las que se incluyen matrimonios forzados, violaciones y reclutamiento de niños soldado. Esto condujo el rechazó de los 90 motivos de apelación presentados por la defensa que pretendió atenuar su responsabilidad por su secuestro como niño soldado.

Ongwen estuvo de cuerpo presente en la sala, escuchando la lectura de la sentencia a través de unos auriculares.

Los jueces de la Sala de Apelaciones desestimaron los argumentos de la Defensa de que la condena no tuvo en cuenta la supuesta coacción sufrida por Ongwen en el ERS, que lo secuestró cuando era un un adolescente para reclutarlo en sus fuerzas.

Los magistrados, además, consideraron que tampoco queda probado que sufriera una enfermedad mental y subrayaron que cometió las atrocidades de las que se le acusa como un adulto y en posesión de sus facultades, así como que su secuestro por parte del ERS no justifica la comisión de esos crímenes.

El fondo de la reconsideración sobre el caso de Dominis Ongwen

El fondo de este juicio no era la responsabilidad de Ongwen en los crímenes en sí, sino su paso de víctima a verdugo. Su defensa subrayó siempre que fue secuestrado por el ERS en 1988 cuando iba hacia el colegio, y fue sometido desde entonces a un duro régimen de disciplina y adoctrinamiento, por lo que la CPI señaló, que debe tener en cuenta el impacto de aquello en su vida.

No obstante, la Sala de Apelaciones confirmó el fallo dictado el año pasado, que consideró a Ongwen culpable de un total de 61 delitos que suponen crímenes de lesa humanidad y de guerra y que incluyen asesinato, mutilación, violencia sexual y uso de niños soldados en el norte de Uganda entre el 1 de julio de 2002 y el 31 de diciembre de 2005.

Ongwen también fue mano derecha de Joseph Kony, el líder del LRA, un grupo militar que secuestró a unos 20.000 niños, a los que obligó a cometer crímenes atroces.

Karim Khan, fiscal de la CPI, pidió en noviembre celebrar una audiencia para confirmar en rebeldía, por primera vez en la historia del tribunal, los cargos contra Joseph Kony, el sospechoso prófugo más antiguo de este tribunal de La Haya.

Su orden de detención se emitió en 2005 por 33 cargos de crímenes de guerra y de lesa humanidad, con acusaciones que incluyen asesinato, trato cruel, esclavitud, violación y ataques contra la población civil.

Con información de EFE

VEA EN PUNTO DE CORTE:

Mantente informado a través de nuestras redes TwitterInstagramFacebook YouTube síguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS