24 mayo, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Monagas | Refinería inactiva de Pdvsa causa graves intoxicaciones en habitantes de Caripito (+Video)

Maduro barriles de petróleo

En el municipio Bolívar de Monagas se viven consecuencias ambientales de Pdvsa, y hay riesgos de salud: paludismo, fiebre amarilla, dengue y palometa peluda. Hay graves intoxicaciones en Caripito por refinería abandonada de la estatal.

Algunos pobladores de Caripito, municipio Bolívar, estado Monagas, han sufrido intoxicaciones por inhalar gases tóxicos de refinerías abandonadas por Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Entérate:
Más de un centenar de familias se vieron afectadas en Monagas por crecida de ríos

“Un centenar de personas expone su salud para extraer la chatarra de una instalación petrolera en el estado Monagas, que tenía una capacidad instalada de 35.000 barriles diarios de crudo pesado por año hasta la década de los 70”, dice El Pitazo. Y agrega: “La gente rompe láminas de zinc, aluminio o hierro con cinceles y tuberías con esmeriles o sierras sin saber que los residuos químicos presentes en el polvo que inhalan se acumulan en su organismo, intoxicándolos progresivamente”.

Dos décadas inactivos

Son espacios inoperativos hace 20 años. Lo que allí ocurre también es una operación clandestina, que se ejecuta desde mediados de 2021 sin supervisión ni protección, denuncian habitantes de Caripito.

El Pitazo cita a Emilio Herrera, experto petrolero, quien advierte que se trata de una práctica potencialmente peligrosa, porque las tuberías esconden una bomba tóxica. Graves intoxicaciones en Caripito.

Lo explica de esta manera: “Los agentes químicos siguen presentes en cualquier equipo que haya estado en contacto con petróleo crudo, kerosene o gasoil, así pasen 400 siglos desde su clausura. En las refinerías se utilizan sustancias como los catalizadores de manganeso, zinc, iridio, así como el cloruro de sodio, calcio, entre otros, que son nocivos para la salud por ser altamente contaminantes”.

Es suficiente con que una persona meta la mano o toque una tubería corroída para que se contamine de forma inmediata: los restos de los derivados del hidrocarburo irritan la piel y las mucosas. “Al tacto, la corrosión se siente como piedritas, ejemplifica Herrera, que contienen sales como sulfito y sulfato ferroso, así como cloruro de hierro, que son capaces de quemar la boca o los labios”, reseña el citado portal de noticias. Hay graves intoxicaciones en Caripito.

También puede leer en Punto de Corte:

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *