13 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Asombroso | El cohete Super Heavy logró un descenso controlado luego de lanzar al espacio a la nave Starship

El propulsor Super Heavy se desconectó de la nave Starship y amerizó suave y controladamente por primera vez.
SpaceX cuarta prueba

La empresa de tecnología aeroespacial SpaceX, propiedad de Elon Musk completó con éxito su vuelo de prueba llamado Starship Flight 4, en el que evaluó las etapas combinadas de Starship y Super Heavy.

Las estructuras Starship y Super Heavy juntas forman el cohete más grande y poderoso del planeta.

Tres minutos después del lanzamiento efectuado desde las instalaciones de la empresa en Boca Chica, en el sur de Texas (Estados Unidos), el propulsor Super Heavy se desconectó de la nave Starship y amerizó suave y controladamente por primera vez sobre una plataforma en el Golfo de México.

Después de la separación, la nave Starship entró en órbita y realizó un vuelo tranquilo y seguro alrededor de la Tierra. El vuelo orbital duró aproximadamente una hora a una altitud de 160 kilómetros y a una velocidad de más de 26.000 kilómetros por hora.

Al regresar a la atmósfera de la Tierra, Starship disminuyó su velocidad, mientras era protegida por su escudo térmico de unas 18 mil piezas de cerámica. Las lecturas indicaron que al momento del reingreso, la nave experimentó las altas temperaturas que llegaron a los 2.000 grados centígrados.

Por último, Starship encendió sus motores y descendió sobre el océano Índico y ya descansa en el agua. Aún quedan muchos detalles que resolver, pero en definitiva esta prueba ha sido un gran avance.

Superaron los problemas detectados en el vuelo anterior

En su tercer vuelo, la nave Starship había tenido problemas, y no pudo completar su trayecto previsto de casi una órbita alrededor del planeta. En esa prueba, la nave logró abrir y cerrar las puertas de la nave y realizar la transferencia planificada de combustible de un tanque a otro. Pero al momento de volver a la atmósfera terrestre, la comunicación se interrumpió y, poco después, los encargados de la misión confirmaron que perdieron la comunicación durante su descenso.

El propósito de la misión

En este cuarto vuelo de prueba, SpaceX se enfocó en demostrar su capacidad para recuperar y reutilizar las naves Starship y los propulsores Super Heavy.

SpaceX dice que convertir a la nave espacial en un vehículo totalmente reutilizable es un avance revolucionario en los vuelos y la exploración espacial que permitirá a la humanidad extender su huella a la Luna, Marte y otros lugares.

Aunque las misiones han sido pospuestas en varias ocasiones, la NASA ha seleccionado a la empresa para llevar a humanos de vuelta a la Luna. Y SpaceX tiene la intención de llevar al primer humano al planeta Marte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *