13 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Adolescente británica pierde parte de un pulmón por vapear el equivalente a 400 cigarrillos a la semana

La adolescente británica de 17 años, perdió parte de un pulmón debido a su hábito de vapear el equivalente a 400 cigarrillos a la semana
¡Sorprendente! En Venezuela se prohíbe la venta y distribución de cigarrillos electrónicos o vapers

Kyla Blight, una adolescente británica de 17 años, perdió parte de un pulmón debido a su hábito de vapear el equivalente a 400 cigarrillos a la semana. El incidente ocurrió el pasado 11 de mayo, cuando Kyla sufrió un desmayo mientras estaba en la casa de una amiga. Su padre, Mark Blight, la llevó de inmediato a un hospital.

Los médicos explicaron que el vapeo excesivo de Kyla había provocado que una pequeña ampolla de aire en su pulmón reventara, dejando un agujero en su tejido y provocando un colapso pulmonar. Para salvar su vida, Kyla tuvo que someterse a una operación y se le extirpó parte del pulmón dañado. Durante el procedimiento, que se prolongó más de cinco horas, Kyla sufrió un ataque y estuvo a punto de sufrir un paro cardíaco.

¿Cómo inició el vapear?

Kyla inició el vapeo a los 15 años, cuando vio a sus compañeros de escuela haciéndolo. Pensó que sería inofensivo y que estaría bien, pero nunca se imaginó que podría poner en riesgo su vida. La experiencia la ha asustado mucho y le ha abierto los ojos respecto a los peligros del vapeo. «No los tocaré. La situación realmente me ha asustado», aseguró.

Este incidente no es el único que Kyla ha sufrido debido a su adicción al vapeo. En noviembre, tuvo que recibir atención médica de urgencias por un presunto ataque cardíaco, pero una radiografía reveló que se trataba de un agujero en su pulmón como resultado de una ampolla pulmonar. El pasado febrero, Kyla fue trasladada de nuevo a una institución médica, donde le indicaron que se había curado. Sin embargo, apenas un par de meses después, la ampolla estalló y provocó que su pulmón colapsara.

Reflexión del padre

Mark había visto a su hija usando cigarrillos electrónicos, pero no sabía que llevaba dos años con esa costumbre. En ese entonces subestimó las consecuencias del vapeo, pero ahora entiende perfectamente sus peligros y trata de convencer a los jóvenes de evitarlo a toda costa. «Para los niños definitivamente debería haber una prohibición. Especialmente los desechables. Estos químicos que contienen no han sido probados adecuadamente», aseguró.

Con información de RT

También puede leer más noticias en Punto de Corte

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *