24 junio, 2024

Suscríbete | Iniciar Sesión

Lo que pasará este 21 y 22 de noviembre

Evans sobre el levantamiento de sanciones: "El gobierno de EEUU necesita petróleo en medio de una guerra"

Nicmer Evans

@nicmerevans

nicmerevans@gmail.com

La necesidad de superar la inercia y pésima decisión de un sector de la oposición denominada G4, hoy en franca minoría, de asumir la abstención como dogma político y no como estrategia, que además condujo al debilitamiento del poder de la gente en favor de un gobierno “interino”, que fracasó en sus propios objetivos de desplazar por la fuerza al gobierno ilegítimo y autoritario de Maduro, ha conducido a la sabia reactivación del camino electoral.

Soy de los que piensa que incluso en dictadura, participar electoralmente es una opción entre tantas que deben desplegarse para salir de la tiranía.

.

En Venezuela, una parte de la oposición; cansada de que el G4 ejerciera una hegemonía heredada de su aparente legitimidad adquirida en el 2015; y dado que simplemente no ha logrado el objetivo trascendente, sumado a sus propios problemas internos y peleas intestinas entre PJ y VP, por ejemplo; que terminan siendo de una importancia insignificante para los verdaderos problemas de la población venezolana; sumado al entramado de corrupción que se presume como consecuencia del manejo de recursos de empresas del Estado que están bajo la tutela de este frankestein internacional que es el gobierno interino, diseñado para meses y que ya va para tres años; dio el paso de participar electoralmente, forzando que el G4 hiciera lo mismo, a destiempo, llegando tarde, impidiendo que hubiesen primarias, e imponiendo candidaturas de la “unidad” que ellos mismo impidieron.

Este sector opositor que se desprende de la hegemonía del G4, consciente del riesgo de no poder triunfan con la fuerza posible; producto de la división que generó el G4, favoreciendo al sistema autoritario de Maduro; a estas alturas, y a pesar de los esfuerzos por buscar mecanismos unitarios; ya no tiene vuelta atrás, y ha entrado en disputa clara por el liderazgo de la oposición, con otros rostros y otras políticas; que terminan siendo un reto, ante el riesgo de reproducir los mismos mecanismo que han despreciado.

.

Algunas de estas organizaciones han decidido agruparse en la Coalición Independiente de la Esperanza, mientras otros siguen en medio de una disputa estéril con la MUD, perdiendo un tiempo valioso para convertirse en una verdadera alternativa, transmitiendo lo que hasta ahora parece una vieja disputa pejotera.  

El 21 de noviembre la posible derrota electoral, que disfrutarán los abstencionistas y los del interinato que juegan a la desmovilización de la gente será una gran oportunidad para la renovación de liderazgos, surgimiento de nuevas organizaciones políticas, sacudón de la oposición venezolana, la reactivación de las maquinarias electorales en medio de un inmensa crisis, y el cimiento para el Referendo Revocatorio presidencial contra Maduro.

El 22 de noviembre, la cantidad de alcaldías o gobernaciones que se obtengan, serán relevantes, pero lo determinante va a ser la cantidad de votos que saque el Psuv versus la cantidad de votos de toda la oposición junta, porque ese número dejará claro con cuanto empieza el trabajo hacia la verdadera unidad  en pos del Referendo Revocatorio.

En un próximo artículo trabajaremos las cifras claves para comprender lo que puede suceder este 22 de noviembre.

Síguenos a través de nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook YouTube

Puedes leer otros artículos y noticias vinculados a Nicmer Evans dándola click aquí ⬇️

https://puntodecorte.net/?s=nicmer+evans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *